Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Los chacuecos del mundo

HOY VOY a escribir sobre una voz muy arraigada en Monforte, que los de aquí consideramos exclusiva, muy nuestra, como buenos chovinistas que somos.

Me refiero al vocablo chacueco, que los monfortinos utilizamos para designar a una persona que dice cosas con poco o ningún sentido, o lo que es lo mismo, tonterías. Un chacueco también vendría a ser un payaso en su acepción peyorativa, un payasete si se le quiere quitar enjundia.

Se desconoce de dónde proviene esta palabra, no recogida en el diccionario de la Real Academia de la Lengua española. Hace años leí algo, no me acuerdo dónde, sobre su origen. Se decía que era muy propia de aquí, de la ciudad del Cabe, y que en la antigüedad se utilizaba para designar a los judíos. Si así fuese, vendría a corroborar todavía más el hecho de que en Monforte residió durante la Edad Media un buen número de hebreos, tal y como se recoge en un amplio estudio realizado por el investigador local Felipe Aira, documento que ha servido para que la ciudad lograse entrar en la Red de Juderías de España Caminos de Sefarad.

El caso es que he buscado y buscado en internet sobre este particular, sobre el vocablo chacueco como sinónimo de judío, y no he encontrado nada, pero he hallado cosas interesantes.

Según un estudioso afincado al otro lado del océano Atlántico, en Puerto Rico, el léxico chacueco aparece recogido en el Diccionario Galego da Rima e Galego-Castelán editado en 1950 por José Ibáñez Fernández. En esta publicación se dice que es una palabra de etimología desconocida, pero muy usada en el sur de la provincia de Lugo y cuyo significado es persona que dice lo que no sabe.

En su país, en esa isla caribeña, se usa esta voz para definir a una persona cuya condición es enfermiza, frágil, débil, achacosa o debilitada por la edad. Asimismo, la utilizan para, según el Tesoro Lexicográfico del español de Puerto Rico, describir a los animales, especialmente a los caballos. Según el Tesoro, el uso de esta palabra se evidenció desde 1849 con el significado despectivo de caballo flaco, desmedrado, enclenque o débil.

Además, el Tesoro presenta tres acepciones más para este vocablo: "Dícese de la persona descuidada o desdejada en el vestir; chapucero; y chacueca es la mujer que no lleva su ropa interior lo suficientemente limpia".

En Venezuela también la usan, y lo hacen para hablar de una personas enfermiza.

Pero hay más casos. Chacueco está dentro del argot popular de la isla de Lanzarote como forma de definir a alguien con los bronquios llenos de flemas, poniendo como ejemplo la oración "el pobre viejo está chacueco perdido; apenas puede respirar".

Como se puede comprobar, nada que ver con el significado que chacueco tiene para los monfortinos, que ni se molestan si se les llama así, a causa de que su significado ha perdido fuerza peyorativa. No seas chacueco viene a corresponderse con no digas o hagas tonterías.

Llegados a este punto, nada más que decir sobre este vocablo que es el mote que tiene una conocida familia de la ciudad y que ha sido elegido por unos jóvenes emprendedores para bautizar una cerveza de elaboración artesanal.

Los chacuecos del mundo
Comentarios