Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Contencioso administrativo

TODO APUNTA a que el Ayuntamiento de Monforte se va a embarcar en otro pleito judicial contencioso administrativo. Por lo escuchado a los portavoces de los partidos de la oposición, PP, BNG y Esperta Monforte, que han mostrado su desacuerdo en mayor o menor medida hacia los informes realizados por los técnicos municipales sobre las obligaciones y derechos de la concesionaria del servicio de abastecimiento de agua, así lo creo. Tampoco parecen suscribir la opinión del secretario municipal, que propuso un acuerdo del tipo ni para ti ni para mí y todos contentos. 

Hay una extensa literatura sobre la querencia de las administraciones locales de entablar pleitos antes que darle la razón al reclamante, que en un elevado porcentaje acaba ganando. A los políticos que están al frente de las corporaciones parece no importarles judicializar caso tras caso, quizá debido a que el dinero en juego no es suyo. Rectifico. Sí lo es, como también del resto de los ciudadanos a los que administran, pero cuando digo que no es suyo quiero referirme a que no sale de sus propios bolsillos. 

De ser así, otro gallo nos cantaría. Se pensarían muy mucho lo de pleitear sabiendo que todo apunta a que van a perder y que a la cantidad reclamada habrá que sumarle otra por intereses de demora, los honorarios del abogado y quizá las costas procesales. 

Una persona física se lo piensa muy mucho antes de iniciar el camino judicial, los ayuntamientos, no. 

Hagamos un ejercicio de memoria para saber cómo le ha ido a la administración monfortina cuando se ha decidido por la vía judicial. Hace un año, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) fallaba en contra del Ayuntamiento y a favor de la anterior concesionaria del servicio de limpieza y recogida de basura, Escor. El resultado fue tener que indemnizar a ésta con 122.000 euros por un desequilibrio económico financiero de la concesión e intereses de demora. 

También hace un año, el juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Lugo condenó al Ayuntamiento a pagar 336.000 euros a Aqualia, la empresa del agua, al justificar, también, un desequilibrio financiero. La sentencia, además, ordenó al Ayuntamiento abonarle 53.000 euros por la gestión de los lodos de la estación depuradora de aguas residuales y 47.900 por un gasto extraordinario relativo a la necesidad de realizar analíticas de agua mucho más precisas tras un cambio en la legislación. 

Si seguimos recordando, nos encontraremos con que meses atrás Sogama estaba dispuesta a reclamarle por la vía judicial a la administración monfortina un total de 534.000 euros que le debía en concepto de canon por el tratamiento de los residuos sólidos urbanos. 

Sin embargo, al conocerse sentencias de los tribunales favorables a Sogama y contrarias a otros ayuntamientos que había decidido, como el de Monforte, ponerse en rebeldía, el de la ciudad del Cabe recapacitó y se puso de acuerdo con esta Sociedade Galega de Medio Ambiente para satisfacer la deuda en cómodos plazos y evitar los gastos suplementarios que supone ir a un juzgado. En concreto, se ahorraron, por estimaciones, unos 17.000 euros en intereses de demora, dinero que se puede utilizar en no pocas de las áreas municipales, bien sea cultura, servicios sociales u obras. 

Y llegados a este punto volvemos al principio. ¿Serán capaces los munícipes de abandonar sus diferencias políticas, centrarse en lo que nos ocupa y tomar la mejor decisión posible para los intereses de los monfortinos? La respuesta la conoceremos pronto. En el plazo de una semana se vuelven a reunir los portavoces de los partidos, ya con los informes de los técnicos bien leídos y esperemos que analizados, para dar a conocer, también esperemos, de una forma clara el camino que consideran que se debe coger, el del acuerdo amistoso o el judicial contencioso administrativo.

Contencioso administrativo
Comentarios