jueves. 04.06.2020 |
El tiempo
jueves. 04.06.2020
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

¿Caos en la comisaría?

PARECE QUE LAS AGUAS han vuelto a su cauce. Y es que después de la tempestad siempre viene la calma. Días atrás pensé por un momento que quizá habría que recurrir a los antidisturbios para aplacar los ánimos en la comisaría de la Policía Nacional de Monforte, donde se vivió una situación tensa, muy tensa, a raíz de las quejas formuladas en voz alta, que recogimos los medios de comunicación, por hasta tres sindicatos contra el inspector jefe, Juan Francisco Mariñas Canabal.

Lo que dijeron de él no lo ha dejado en buen lugar ante una parte de la ciudadanía, mientras que otra parte ve la situación creada, ese malestar de los policías nacionales hacia el responsable de la comisaría, con otros ojos. Estos últimos son los que piensan que se trata de una caza de brujas, que han puesto en el punto de mira en Mariñas Canabal porque éste no les deja hacer a los agentes lo que les viene en gana. Vamos, que intenta ponerlos en cintura para que hagan su trabajo con mayor celo.

Los sindicatos policiales creen que el inspector jefe de Monforte no hace bien su trabajo

Vayamos por partes. El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) puso sobre la mesa una serie de supuestas irregularidades que no son moco de pavo. Desde esta formación indicaron que hay un caos organizativo en la comisaría y que los funcionarios están viviendo una situación insostenible. Acusaron a Mariñas de ''falta de compromiso y profesionalidad'' y que ello deriva en una serie de prácticas, cuando menos, poco ortodoxas. También denunciaron que los policías llegan a acumular 60 horas de trabajo semanales por una mala previsión del servicio y de no poder disfrutar de sus vacaciones.

A estas voces críticas se les sumaron las de los sindicatos UFP y CEP, que, además de compartir y suscribir lo dicho por el SUP, hablaron de otras irregularidades, como las circunstancias que rodean la colocación de máquinas expendedoras de bebidas en la sede de la comisaría, algo llevado, dijeron, directamente por Mariñas Canabal.

En síntesis, estos son los reproches lanzados por los responsables de tres sindicatos sobre los que no ha habido contestación ni por parte de la Subdelegación del Gobierno en Lugo ni desde la Jefatura Superior de Policía. Tal vez ello se deba a ese viejo dicho de que la ropa sucia se lava en casa, aunque este no sea el caso desde el momento en el que se airearon públicamente las supuestas miserias que encuentran cobijo en la comisaría monfortina.

Independientemente de las veracidad de las acusaciones, a los vecinos de la ciudad del Cabe más que preocuparles la organización interna de este cuerpo de seguridad del Estado lo que realmente le interesa es sentirse y estar seguros. Llegados a este punto es el momento de preguntarse si Monforte es realmente una ciudad tranquila, por la que se puede pasear sin miedo a cualquier hora del día.

De un tiempo a esta parte se suceden con cierta asiduidad los robos en establecimientos comerciales de la ciudad, varios en una misma noche, lo que para muchos es un síntoma de que los policías no hacen bien su trabajo

El pasado lunes, en una reunión de la junta local de seguridad, una de esas reuniones que preside el subdelegado del Gobierno, se afirmó que hubo un ligero descenso de la delincuencia en relación con el año anterior, aunque no trascendieron las cifras exactas. Y es que solo se dijo que la rebaja del nivel de delincuencia fue más reseñable en los delitos de malos tratos y contra el patrimonio.

Ah!. También se planteó en la reunión, y cito textualmente, el ''alto grao de eficacia acadado na resolución e esclarecemento dos delitos que se rexistraron no municipio''.

Tendríamos que dar por buenas tales aseveraciones si no fuese porque de un tiempo a esta parte se suceden con cierta asiduidad los robos en establecimientos comerciales de la ciudad, varios en una misma noche, lo que para muchos es un síntoma de que los policías no hacen bien su trabajo. Y aquí es cuando surge de nuevo esa queja de los sindicatos sobre la existencia de caos organizativo. Ni entro ni salgo, pero, por favor, arréglense ustedes.

Todos contentos con los resultados de la Semana Santa

Desde los ayuntamientos de Monforte y Quiroga han mostrado su enorme satisfacción con los resultados obtenidos con sus ferias, la medieval en la ciudad del Cabe y la del vino en la villa quiroguesa, pues en ambos casos se puede hablar de miles de personas abarrotando las calles.

Lo de la ciudad del Cabe, doy fe, fue realmente impresionante, sobre todo el sábado. No había ni una sola silla libre en una mesa de restaurante ni por la mañana ni por la noche y tomar algo en la barra de un bar se volvía realmente complicado. Por la Rúa Cardenal resultaba hasta difícil caminar de tal cantidad de gente que había, por lo que más de un vecino no dudó en comparar la jornada con una de las mejores de la antiguas fiestas patronales de la ciudad, cuando años atrás, bastante años atrás, lo que se vivió en Monforte hace una semana era algo habitual. Cabe preguntarse si ello, el auge de esta feria medieval, se debe a la propia feria o tiene que ver con el tirón que está teniendo la Ribeira Sacra.

Solo falta el PP de Monforte por dar a conocer su candidatura

Los motores de los partidos políticos se encendieron hace semanas por la proximidad de las elecciones municipales, que serán, y esto es para los más despistados, el 24 del próximo mes de mayo. Ahora ya están calientes y listos para darlo todo con el fin último de hacerse con la alcaldía del municipio de turno.

En el caso de Monforte ya conocemos las listas, los nombres, con los que concurrirán PSOE, BNG y los independientes de Esperta Monforte, manteniendo el misterio el Partido Popular, aunque no por mucho tiempo, pues este lunes, si las cosas no se tuercen, y supongo que no tendrían por qué, dará a conocer a aquellos que acompañarán a Julia Rodríguez.

Los que gustan de hacer quinielas políticas esperan pacientes a conocer esos nombres para echar sus cálculos de cómo quedará conformada la corporación monfortina tras los comicios, unas cábalas que se antojan, según mi humilde opinión, complicadas, muy complicadas.

¿Caos en la comisaría?
Comentarios