Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Artículos de Luis A. Rodríguez, centrados en la Ribeira Sacra.

Arrimar el ascua a la sardina

Es tiempo de anuncios electorales, esos que se lanzan para recoger un puñado de votos

SE NOTA, Y MUCHO, que volvemos a estar en campaña electoral, pues han comenzado los típicos anuncios que tienen como objetivo arrimar el ascua a la sardina. Un ejemplo es el ofrecimiento realizado por la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), una entidad dirigida por el Gobierno en funciones, para arreglar junto al Ayuntamiento un tramo de la pista del canal del regadío en Monforte y una vez asfaltado cedérselo a la administración local para siempre.

Supongo que la propuesta del organismo de aguas tiene trasfondo, va algo más allá del mero hecho de favorecer a los vecinos que viven en este trayecto del canal de riego. Y es que si por algo se caracteriza la CHMS no es precisamente por tal aspecto. Se puede echar un vistazo a otros tramos del canal y se comprobará que poco le importa el estado en el que se encuentran, como tampoco el la propia infraestructura de riego y mucho menos las dificultades por las que atraviesa desde hace años la comunidad de regantes por las tasas que les cobra.

Podríamos decir en este caso que se sabía de antemano que el regidor monfortino no iba a aceptar, aprovechando la negativa, ya no la confederación sino el partido que la dirige, el PP, para arremeter contra el alcalde, por cierto, socialista, culpándolo ante los vecinos de no querer ayudarlos. Un puñado de votos es un puñado de votos, y han debido pensar que pueden arañarlos con este asunto quedando como los buenos de la película y José Tomé, como el malo.

También resulta curioso que justamente en campaña electoral salga la Consellería de Infraestructuras anunciando la licitación de la redacción del proyecto para unir los accesos al puerto seco con la carretera Nacional 120, un proyecto larga y reiteradamente demandado y por el que habrá que esperar su tiempo.

Y es que el plazo marcado para el diseño de un carretera de 850 metros es de, nada más y nada menos, año y medio. Si hacemos un planteamiento en función de este tiempo deberíamos pensar en que la vía no estará hecha hasta dentro de unos cuatro años, pues listo el plan habrá que sacarlo a exposición pública, preparar las expropiaciones de terrenos y sacar a licitación la obra propiamente dicha.

Podría añadir más ejemplos a esto de arrimar el ascua a la sardina, como el ofrecimiento de la Xunta de modificar cuanto sea necesario el convenio con el Ayuntamiento monfortino para que los amigos del Camino de Invierno puedan hacer su ansiado centro de recepción de peregrinos y de interpretación de la ruta en el bajo del antiguo hotel Comercio. Cuatrocientos socios son cuatrocientos socios.

Asimismo, es algo sospechoso, aunque podría deberse a que estamos al final de un curso académico, el anuncio realizado pro el Ejecutivo gallego de disponer de una partida de siete millones de euros para realizar un total de 127 actuaciones en casi un centenar de centros educativos de 46 municipios de la provincia.

Llegados a este punto deberíamos reflexionar sobre la existencia de diferencias en lo tocante a los términos propaganda electoral y propaganda política. La primera se refiere al conjunto de escritos, publicaciones, imágenes, grabaciones, proyecciones y expresiones que durante la campaña electoral producen y difunden los partidos políticos, los candidatos y sus simpatizantes con el propósito de presentar ante la ciudadanía las candidaturas registradas y sus programas electorales con el fin de obtener el voto.

La segunda vendría a ser algo así como intenta ejercer un influjo entre la ciudadanía mediante efectos emotivos y no con razones, exagerando cualidades y escondiendo defectos.

Aquí se apela a los sentimientos que puede producir que te quieran arreglar la carretera en la que vives o que anuncien que harán otra infraestructura en beneficio de todos los ciudadanos largamente esperada.

Arrimar el ascua a la sardina
Comentarios