martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Una aventura pantagruélica

IMG_3152Casa Cándida, en Viveiró (Muras), destaca por su pantagruélica oferta. El menú de siete platos de los sábados es la estrella y no le va a la zaga el semanal.

Son muchos los comensales de toda Galicia que acuden Casa Cándida, en la parroquia muresa de Viveiró, para vivir una pantagruélica aventura gastronómica. Este santuario, al que acudimos como si fuésemos a saciar un hambre de décadas, tiene como protagonista principal el menú de siete platos de los sábados, ya que el domingo es el día del cierre del restaurante, a un precio de los 20 euros. Ante la avalancha de clientes conviene hacer reserva.

Para abrir boca se ofrece un ‘pica pica’ a base de queso, lomo y chorizo, seguido de almejas a la marinera, paella y un soberbio caldo. Después llegan las fuentes de cocido, con costilla, diente chorizo, oreja y codillo, acompañados de patatas y repollo. El festín continua con una sabrosa ternera asada, sustituida a veces por el cordero. Es obligado guardar hueco para los postres, encabezados por un requesón  casero y contundente, al que se puede añadir miel con una cuchara de madera. La tarta de piña y el brazo de gitano, también caseros, son  igualmente apetitosos.

El menú de siete platos, que se sirve los sábados, es el gran referente de una oferta caracterizada por la abundancia

Los días laborables se sirve otro contundente menú, de cinco platos, por 12 euros. Es similar al anterior, pero sin almejas a la marinera y alguno de los primeros. Como entrante se suele poner chorizo y queso tierno de Castilla.

Este menú se acostumbra a servir a partir de las 14.30, ya que durante la hora anterior se atiende a los trabajadores que acuden al comer al establecimiento. Estos optan normalmente por el llamado menú obrero, que ofrece primeros y segundos con los platos preparados para ese día para el menú grande, con alguna variación. El caldo, el arroz y las lentejas son propuestas habituales para los entrantes, mientras que junto a la carne se suele incluir una propuesta de pescado.

Casa Cándida cuenta con un aceptable vino de la casa para regar la comida, incluido en el precio, aunque se puede solicitar alguna marca concreta. Como colofón llegan los cafés de pota para repetir, servidos en una jarra de Sargadelos.

Calidad y abundancia caracterizan la oferta de este negocio creado por Cándida Bello hace ya 60 años, que se hizo con una clientela fiel. Al fallecido Manuel Fraga le gustaba frecuentar este emblemático local cuando cazaba en la zona. No faltaba nunca a su cita anual con el cocido.

De interés
Dirección Praza do Viveiró 7, en esta parroquia de Muras.
Teléfono 982.188,168
Precio medio De 9 a 20 euros.
Estilo de cocina Tradicional.

Una aventura pantagruélica