Miércoles. 21.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 21.11.2018
El tiempo
Cristiano Ronaldo escuoe en un partido

Escupir

 
Foto de familia de los asistentes a la cena. DP

Una noche entre periodistas

LA SEMANA pasada, en el Pazo da Cultura, tuvo lugar la cena anual de periodismo pontevedrés. Con la disculpa de conmemorar la festividad del patrón, San Francisco de Sales, acudieron a la convocatoria todo tipo de profesionales de la comunicación, tribuneros, mercachifles, juglares y farsantes. También un servidor, ataviado con gafas de pasta para...
Saladina Albar, reconocida por el jurado de los XXIV Premios de Gastronomía de Galicia por su dedicación a la cocina, en el restaurante Casa Otilio que puso en marcha con su esposo. DAVID FREIRE

Toda una vida

El primer recuerdo que tengo de mi abuela Saladina no es muy agradable. Regresaba del colegio y me encontré con medio pueblo rodeando la casa, como un remolino de caras largas. Todo el mundo me tocaba la cabeza mientras subía las escaleras y al llegar al umbral de la puerta empecé a oír sus gritos. No llegué a verla con claridad pero pude...
Últimos números publicados por la revista Interviú. J.J GUILLÉN

Adiós, Interviú

LOS PARAÍSOS, en mi casa, se buscaban encima de los armarios. Sobre uno guardaba mi abuelo docenas de periódicos antiguos y sobre otro escondía mi tío sus ejemplares favoritos de la revista Interviú. Hoy en día tenemos el mundo entero al alcance de un clic pero entonces se requería de días enteros de vigilancia y...

Una sola verdad sobre Diana Quer

HACE UNOS meses, un canal de televisión nos bombardeó durante días con ganchos publicitarios en los que se anunciaba lo siguiente: "Dos meses después de la desaparición de la joven Diana Quer en Galicia, Equipo de Investigación tratará al detalle todos los datos de su búsqueda para conocer realmente la verdad del...

Un año de libros

EMPECEMOS por advertir que esto no es una clasificación: no hay una copa de campeón por la que pelear y no se accede a ningún tipo de torneo continental para libros si uno queda entre los tres o cuatro primeros. La que sigue es una lista sin apenas valor y ya no digamos rigor, dispuesta sin más orden que el de mi habitual desorden. Son...

Historia de un hincha

De orgullo lo llenó el día que la mismísima reina Isabel le recibió en audiencia privada

Estúpido

Nada nos hacía más ilusión, en aquel entonces, que comportarnos como supuestos adultos

Manifestación contra la violencia de género. EFE

La buena mujer y el auténtico hombre

CONFIESO QUE suelo tragar saliva y agarrarme a la silla con fuerza cuando alguien me cuenta la historia de un hombre atormentado por una penosa relación de pareja, ese supuesto viacrucis afectivo que tan a menudo se utiliza como justificación a la posterior barbarie. Ahí suelen terminar mis señales de repulsa, he de reconocerlo, un poco...
Voluntarios limpiando el chapapote del Prestige. ARCHIVO

Outro máis

CUANDO UNO nace y se cría en un pequeño pueblo pesquero, aprende que a nadie le importa menos el mar que al marinero, si acaso al político. Por supuesto que existen las excepciones honrosas pero, por regla general, quienes viven de la pesca o el marisqueo son los primeros en hacer todo cuanto está en su mano para acabar con él. No...
La escritora y periodista madrileña Mara Torres

Los días felices.. o no

LA SEMANA pasada tuvo lugar en Santiago de Compostela la presentación de la segunda novela de Mara Torres, Los días felices (Planeta). Quedamos con ella para que nos hable sobre esta nueva fi cción pero el entrevistador ha perdido las llaves de casa, se presenta tarde, sin documentación, y demostrando que la profesionalidad le rozó una vez el pelo, siendo muy joven, y...

Historia de un vividor

NADA ME gusta más que las historias difíciles de documentar, esos relatos que se propagan de boca en boca sin necesidad de acreditar protagonistas o escenarios, apenas sostenidas por la pericia de un buen narrador. Son las historias que me contaba Gino cuando venía al bar con todo el día por delante para darle a la sinhueso, marinero con escamas en la piel y varias vidas a...

El silencio tras la música

Eramos un pequeño Vietnam cada domingo. Nos subíamos al autocar como quién asiste a su primera despedida de soltero con apenas doce años, luchábamos a muerte por los asientos de atrás, gritábamos como vikingos. Durante el viaje, por no aburrirnos, enseñábamos el culo por la ventanilla y nos reíamos con fuerza de nuestro propio sentido de la barbarie. Inventábamos juegos...

Comprarse un loro

ME PREGUNTO qué se le pasa por la cabeza a toda esa gente que un día cualquiera, de buenas a primeras, decide que a su vida le falta un loro. Uno puede comprender que si alguien se dedica a las artes piratas, incluso a dirigir un sindicato del crimen, puedan antojársele este tipo de caprichos efectistas pero en los demás casos se me antoja un alarde totalmente exagerado e...

Ciclismo

HASTA QUÉ punto resulta emocionante seguir el Tour de Francia por televisión que a muchos nos resulta casi imposible mantener los ojos abiertos y disfrutar de unos reparadores minutos de siesta. "No hay nada más placentero que quedarse dormido mientras uno ve a un grupo de ciclistas subir una montaña", escribía el camarada Rodrigo Cota el pasado jueves mientras Froome, Aru,...
boda.jpg

Bodas

A finales del mes pasado recibí un sobre lacrado que no parecía augurar nada bueno. Puede parecer simple desconfianza, incluso un resorte defensivo de un niño malcriado, pero toparme en el buzón con aquel sobre avejentado y sellado con un pegote de colofonia, goma laca y trementina me hizo temer lo peor y salir corriendo hacia el piso de Don Luis, el cura, para acogerme a...

Los programas de cocina

NO CREO que se sorprenda nadie si afirmo que, a mi modesto parecer, los programas de cocina en televisión están causando un daño que se antoja irreparable. De un tiempo a esta parte, no hay una sola semana del año en que la mal llamada caja tonta (los tontos somos nosotros) atrinchere a familias enteras en cómodos sofás para ver como un grupo de desconocidos trajinan...
PON0109P21F1.JPG

Maldita playa

H ace ya muchos años que tomé la decisión, firme y voluntaria, de que la playa no era lugar para mí. Y no es que no me guste eso de repantigarse sobre la arena semidesnudo, refrescarse en el mar o saborear el salitre en los labios mientras enciendes un cigarrillo y lees un buen libro, al contrario. Se podría decir que ir a la playa es uno de mis entretenimientos favoritos...
20170412_rajoy04636275915094308539w.jpg

Sudar y sudar

DESPUÉS DE varios meses coqueteando con la obesidad mórbida y el infarto de miocardio por fin he puesto en marcha mi cuerpo, colegas. He rescatado unos viejos tenis que languidecían en un armario y me he dejado un buen pico en el resto de útiles apropiados para la actividad física, desde calcetines deportivos y pantalones cortos hasta unas camisetas de tejidos transpirables...

Héroes

SIMPLISTAS COMO nos hemos vuelto, quienes nos dedicamos a la escritura solemos abusar en exceso de la palabra héroe para adjetivar a cualquier persona con un comportamiento que se sale de la norma. Desde un familiar que nos arregla aquel maldito enchufe de la cocina hasta el goleador de nuestro equipo de fútbol, la palabreja se nos cuela entre los dedos y se desparrama por...

Y Dios no lo quiso

YO NACÍ un 20 de Septiembre de 1977, al mediodía. Durante años, cuando mi madre me abroncaba por levantarme demasiado tarde, solía remitirla a ese primer despertar para alegar que cada uno es como es, un argumento bastante peregrino pero que solía cortar de raíz cualquier conato de discusión. Cuando me alumbró, pobre, trabajaba ella como aprendiz de peluquera mientras que...

Paseando a Miss Daisy en Cans

HACE UN par de semanas, como quién no quiere la cosa, me infiltré entre lo más granado de la alta sociedad madrileña para poder observar de cerca el comportamiento básico de tan peculiar estirpe. A grandes rasgos, obviando ciertos detalles superfluos como las gafas de Gucci, los bolsos de Gucci o las tetas de Gucci, la flor y nata de la capital se parece mucho a esos...

Xoguetes para un tempo prohibido

POCOS RECUERDOS dejan una huella tan profunda en la vida de cualquier hombre como el de la primera teta acariciada. Por mucho que el calendario se empeñe en echar tierra sobre el fuego y desajustar los resortes de nuestra memoria, aquel dulce estremecimiento de la fuerza regresa a nuestro encuentro cada vez que repetimos el erótico proceso y nos descubrimos manoseando el...

Brujas

EN EL barrio del lavadero despachaban las brujas, un oficio que ha caído en el olvido con el paso del tiempo. Nadie recuerda cómo ni por qué se instalaron en esa parte concreta del pueblo pero pocos son los que no reconocen haber acudido, alguna vez, buscando en ellas las ayudas y beneficios que tan a menudo les negaban los santos, las vírgenes y el propio Dios. Todas...

El tren

NUNCA DEJARÉ de sorprenderme con la cantidad de gente que circula por esta ciudad a las ocho de la mañana, como si el mundo estuviese a punto de explotar y sus habitantes sintiesen una necesidad irrefrenable de recorrer sus calles predilectas una vez más, hacer recados de última hora y despedirse de la familia. El camino hacia la estación de trenes se me antoja un paseo a...

Augurio

Fue la misma noche del alumbramiento cuando la partera advirtió a Don Antonio de que el niño venía con un don en los pies y un defecto en el alma. Años más tarde, cuando se conoció la noticia de que el joven había muerto en un barrio de Medellín, abatido por la policía, a nadie sorprendió el trágico final que la vida tenía reservado para aquel morocho de mirada áspera que,...

Sobre la reputación

UNA VEZ al año, al poco de comenzar las vacaciones escolares de verano, llegaba a Campelo un veterinario cargado de jeringuillas y unos frasquitos de cristal para vacunar a todos los perros del pueblo contra la temida rabia. Además de un niño, yo era bastante imbécil: las cosas como son. Estaba convencido de que la enfermedad se manifestaba en forma de espuma que brotaba de...

La curandera

Para bajar la fiebre preparaba Adelina un jarabe delicioso. Dicen que extraía la parte carnosa escondida bajo la corteza de los limoneros jóvenes, siempre con la ayuda de un rudimentario bisturí que ella misma había construido uniendo una cuchilla de afeitar y el mango de un viejo cepillo para el pelo. Hervía una gran cantidad de esta pulpa a fuego lento y luego añadía unas...