Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Sí a la moda sostenible

El movimiento del ‘slow fashion’, que precursó Stella McCartney, produce prendas midiendo el impacto social, económico e industrial
 

LA SOCIEDAD EVOLUCIONA y la moda también. No es posible hablar ya de esta insdustria sin empezar a concienciarse con el medioambiente, con la sostenibilidad y la formación como pilares para hacer frente a los nuevos retos que se presentan cada día. Siempre se ha escuchado eso de que la industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo. Esta afirmación tan rotunda, que algunos practican habitualmente, tiene los días contados gracias a la moda sostenible.

¿Qué es la moda sostenible? Se puede definir como aquella que mide al impacto medioambiental, social y económico de esta industria a nivel global.

Outfit. EPToda la cadena de producción de la ‘slow fashion’ debe respetar el medio ambiente y sus materiales, por tanto, deben ser naturales u orgánicos. Y, como decíamos, debe ser socialmente responsable, lo que significa que se cuidan especialmente las condiciones sociales de los trabajadores, evitando la explotación laboral.

Bajo la etiqueta de ‘Join Life’, Zara se suma a esta gran iniciativa. Esta firma decidió incorporar la moda sostenible en las colecciones Kids y Baby. Usan el algodón y el lino, de fibras naturales, para crear prendas fluidas y muy versátiles. Emplean técnicas como el riego natural o la rotación de cultivos para ayudar a producir estas fibras de manera más sostenible.

MARCAS NACIONALES. En España existen muchas marcas que dan un giro de 180 grados al concepto actual de la moda. Ejemplo de ello es María Malo. Para todos sus diseños usa materiales como el bambú orgánico y serigrafía a mano, utilizando tintes a base de agua sin productos químicos. Su colección de baño está creada con nylon reciclado de redes de peces y otros residuos plásticos.

Detrás de My Falda se encuentra el reto de Alicia Josa y María Torres, fundadoras de un proyecto exclusivo de diseño, venta y producción de la falda. Y es que existe una para cada momento y más si están confeccionadas cumpliendo una misión social y global.

De inspiración mediterránea, en Med Wins empezaron su aventura en 2011 diseñando colecciones de ropa y accesorios en las que colaboran con organizaciones sin ánimo de lucro que luchan por conservar esta costa. Siempre creadas en territorios españoles e italianos, sus prendas son perfectas para este verano.

También fuera de nuestras fronteras hay firmas sostenibles que enamoran. "Ir desnudas es la primera opción más sostenible. La segunda es Reformation", ese es su lema. Reformation se basa en tejidos eco y prendas vintage.

Hablar de moda sostenible no es posible sin mencionar a Stella McCartney. Ella es pionera en esta materia: ninguno de sus productos están hechos con cuero o materiales que impliquen crueldad animal.
 

Sí a la moda sostenible
Comentarios