jueves. 14.11.2019 |
El tiempo
jueves. 14.11.2019
El tiempo

La religión en la moda

Ese fue el tema elegido para la gala MET y, como era de esperar, la alfombra roja ha dejado estilismos tan variados como sorprendentes

A ESCALINATA DEL MUSEO METROPOLITAN de Nueva York se ha vestido de gala un año más para recibir a los invitados a la ceremonia de presentación de la gala MET, un evento que se celebra cada primer lunes de mayo, muy exclusivo y con una temática en cada edición. En este 2018 ha sido Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica, y los motivos religiosos se han colado en los looks de todos los asistentes: estrellas de cine, de la música y la televisión.

Con un tema tan controvertido como impactante, la alfombra roja estuvo llena de propuestas sorprendentes: tocados, velos, rejillas, rosarios, cruces, crucifijos… Sin duda, Amal Clooney se coronó como la mejor vestida, sor prendiendo a todos con un diseño de Richard Quinn (en la imagen central). El look era un vestido con pantalón, falda estampada a modo de cola y corpiño en palabra de honor, en el que los estampados florales contrastaron con el pantalón en azul oscuro.

Ariana GrImagen para el blog de Alba Vila Lage (12/05/18)ande se diferenció del resto de las invitadas al llevar un vestido strapless con estampa de la obra de Miguel Ángel de la capilla Sixtina. El diseño de Vera Wang contaba con todas estas imágenes religiosas en su vestido largo. Los colores suaves, en pastel, provocaban además que no fuese una prenda violenta. La clave de este oufit reside también en la sencillez del resto: eligió como peinado un moño, y sin ningún otro tipo de accesorio.

Otro de los vestidos, o vestidazos, de la noche necesitó nada menos que 600 horas para realizarse. Es la apuesta que realizó Blake Lively con Versace. La actriz eligió correctamente y muy acorde con la temática, por los colores y la pedrería. Añadiendo que el diseño tiene bordados estratégica y perfectamente colocados para realzar su figura, con una falda que se sobrepone a otra interior. Ella fue otra de las mejor vestidas de la noche.

Más extravagante fue Sarah Jessica Parker, con una impronta barroca de pies a cabeza. El elegido fue un look de Dolce&Gabbana, que combinaba el metalizado con detalles de corazones rojos.

Impresionante también Gigi Hadid, que fue sin duda una de las mejor vestidas de la noche, no solo por ir acorde con la ocasión, sino por ofrecer una versión no tan cliché de la propuesta. De Versace, con un vestido en paneles que simula las vidrieras de una catedral. Falda con abertura, una sola manga y el escote que salían del mismo lado. La simetría es una clave para este diseño que a Gigi le sienta como un guante.

Y ya por último, merece una mención en esta sección Rosie Huntington-Whiteley, vestida de Ralph Lauren con una prenda en color champán y apliques en su capa. Completaba con un tocado, mucho menos extravagante que otros vistos en el photocall: una aureola metálica.

La religión en la moda
Comentarios