jueves. 28.10.2021 |
El tiempo
jueves. 28.10.2021
El tiempo

La MET miró hacia EE UU

La gala del Metropolitan estuvo dedicada este año al reflejo de la identidad norteamericana en la moda. Hubo interpretaciones soberbias
Kendal Jenner en la MET Gala. EP
Kendal Jenner en la MET Gala. EP

IN AMERICA: IN A LEXICON OF FASHION, este era el lema de la edición de la MET Gala de este 2021. Una de las citas más importantes para la industria fashion y que normalmente se celebra el primer lunes del mes de mayo, pero que por la pandemia se pospuso a septiembre. Los looks de la alfombra roja del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York suelen ser arriesgados, creativos y muy excéntricos. Todos hablan (y hacen memes) de Kim Kardashian, que se presentó con un extravagante vestido que le cubría completamente la cara, aunque la temática que homenajea la moda en EE.UU. ha dejado estilismos mucho mejores.

Kendall Jenner en la MET Gala. DPCASI COMO AUDREY. Sobre la escalinata ya supimos cuál sería el mejor estilismo de toda la noche al ver a Kendall Jenner emulando a Audrey Hepburn en My fair lady. Ni los asistentes ni nosotras podemos quitarle los ojos de encima, porque Kendall era una Audrey Hepburn del siglo XXI, con un diseño transparente de cristales y piedras de Givenchy. Ella ya había subido al podio de las mejor vestidas en 2019, cuando a juego con su hermana Kylie lució como una despampanante corista de plumas y lentejuelas en naranja.

ALFOMBRA ROJA. El código de vestimenta era bastante claro pero, como suele ocurrir año tras años, muchas celebrities hacen oídos sordos y se visten como les da la gana, una de ellas Rosalía. La española quiso realizar un homenaje personal a alguien a quien admira y que es uno de sus principales referentes, Lola Flores. Así que se plantó un vestido del diseñador Rick Owens simulando un mantón de Manila XXL y que en realidad estaba formado por un short de talle alto del que colgaban flecos hasta los pies. Personalmente, las botas de tacón le sobraban, pero ella es así: puro atrevimiento.

No fue Kendall la única que se inspiró en grandes estrellas del cine, también Billie Eilish. De ella se esperaba mucho porque era una de las anfitrionas de la gala y la cantante sorprendió recordando a Marilyn Monroe con un vestido de Óscar de la Renta inspirado en uno de tul que Marilyn llevó a los Oscar en 1951.

A dos décadas después, a los 70, nos trasladó Gigi Hadid. La modelo se convertía en pelirroja para la ocasión simulando ser Jessica Rabbit. Sin embargo, no llevó un vestido rojo como esta sino uno en blanco y negro. Prada firma la prenda con escote en palabra de honor y parte superior a modo de corsé para marcar figura.

Fue la modelo (e hija de Cindy Crawford) Kaia Gerber la que hizo que en la MET Gala volviese a ‘aparecer’ Bianca Jagger. Kaia dejó boquiabierto a más de uno con su réplica exacta del vestido negro que llevó en esa cita la actriz latinoamericana, un look impoluto. El peinado con ondas completaba un estilismo impecable. 

Alba Vila Lage. EP

La MET miró hacia EE UU
Comentarios