lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Ganas de arreglarse

Tras un 2020 de confinamientos y sin vida social, este otoño queremos vernos mejor que nunca, ¡se acabó la era del chándal!

ESTAMOS YA INMERSOS en el otoño y si echamos la vista atrás, hace justamente un año, nuestros looks no podían ser más comfy. La pasada temporada invernal estuvo dominada por una silueta femenina que buscaba comodidad sin tener que ir muy lejos de los conjuntos de punto o la sudadera, pero este octubre buscamos ser más sofisticadas y elegantes. Nuestras ganas de vivir y disfrutar se están reflejando en las pasarelas con los trajes más favorecedores, alejándose de las formas oversizes o masculinas, con los intemporales cámel y negro mezcándose con el rojo y el lila o con mucho estampado rescatado de los años 2000 cual diva de la música. Es tiempo de poner al día nuestro armario.

blog¡A PONERSE GUAPAS! Los must have del otoño 2021 tienen un fuerte y poderoso leitmotiv, que no es otro que las ganas de arreglarse. Lo de llevar chándal 24/7 estuvo bien, pero ahora el loungewear nos aburre un poquito y el nuevo uniforme será un traje muy femenino. Las líneas y los cortes de las prendas sastre se ajustarán para moldear la figura, pareciendo casi hechos a medida. Durante la noche o eventos más glam escoge los de pernera ancha (con la chaqueta cerrada y top lencero), que durante el día podrás mezclar con prendas deportivas (camisetas o zapatillas), aunque si quieres ir a la última solo tendrás que calzarte unas botas de caña alta y meter el pantalón por dentro.

Nos encantan los animal print, pero este otoño la estética british se va a imponer, catapultando los estampados de cuadros o de pata de gallo, que ya inundan las calles más fashionistas del mundo. Y si el estampado de pata de gallo en blanco y negro es el favorito de royals como Letizia o Kate Middleton, te recomendamos que te atrevas con el binomio rojo-blanco.

Pensar en otoño era hacerlo en la paleta clásica de la temporada, con negros, ocres o marrones. Hasta ahora, que ha llegado el lila. Sí, por extraño que te parezca, los escaparates y las revistas de moda llevan varias semanas invitándonos a usar este color que nos transmite elegancia, magia y un cierto toque lujoso. ¿Por qué no?

Las plumas, las lentejuelas, la pedrería... En definitiva, la estética propia de los años 20, también llega a nuestros estilismos. Las ganas de celebrar se notarán en prendas con mucho brilli-brilli, muchas joyas o flecos por todas partes. Fue en esa década cuando nacieron los leggings fuseau que se popularizaron en los 80 y los 90. Ahora, esos pantalones que terminan en tiras ajustables a la planta del pie vuelven a estar de moda.

No es ninguna novedad que el punto es uno de los imprescindibles, aunque le han surgido grandes competidores como el cuero o las prendas de polipiel. Este año el punto se llevará en todo tipo de prendas, sobre todo en vestidos de tonos tan otoñales como el granate.

Ganas de arreglarse
Comentarios