viernes. 06.12.2019 |
El tiempo
viernes. 06.12.2019
El tiempo

Una modelo sin barreras

Lorena Novo, en el desfile de Miss & Mister Deaf Star. EP
Lorena Novo, en el desfile de Miss & Mister Deaf Star. EP
La monterrosina Lorena Novo fue una de las tres modelos españolas que participaron en un desfile de personas sordas celebrado en Italia para romper prejuicios en el mundo de la moda

Ser modelo es, desde siempre, el sueño de la monterrosina Lorena Novo. Sin embargo, a los desafíos que comporta el mundo de la moda se suman, para ella, las barreras que en la sociedad todavía perduran hacia las personas sordas, como ella.

Sin embargo, el sueño de Novo se cumplió hace unas semanas, tras ser una de las tres personas seleccionadas en España para participar en la sexta edición de Miss & Mister Deaf Stars, un certamen de moda específico para personas sordas que tuvo lugar en Gallipoli, en Italia, del 1 al 11 de noviembre.

Lorena conoció esta iniciativa a través de Facebook, y decidió concursar y "probar suerte", cuenta, a través de un servicio de vídeo interpretación que le permite tener cualquier conversación telefónica. Era el momento perfecto para animarse a dar un salto, tras terminar, con 27 años, el ciclo técnico superior de animación de actividades físicas y deportivas en el IES Ollos Grandes, de Lugo. Así que, aunque hubo gente que, tras varias decepciones, le dijo "déjalo" o "es imposible" ella continuó. ¿Si es luchadora? "Mucho, muchísimo", contesta.

La alegría fue mayúscula cuando se enteró de que un jurado la había seleccionado, junto a otras 50 personas de todo el mundo, para concursar en este certamen. "Me daba igual perder o ganar, porque lo que quería era participar en un desfile y ver que puedo ser igual que una persona oyente", explica.

En el Miss & Mister Deaf Stars no solo participaron modelos sordos, sino también diseñadores, maquilladores o fotógrafos con esta diversidad funcional. "Eso implica que puedes relajarte, hacer las cosas sin la pelea constante que supone luchar contra las barreras", indicó.

Para Novo, participar en el certamen de Gallipoli fue "un sueño", pero asegura que seguirá luchando para romper estereotipos

Por otro lado, esta iniciativa no solo trató de buscar esa normalidad para el colectivo de personas sordas, sino también crear puentes para que las agencias o las empresas que necesiten modelos cuenten con ellas.

"Para eso, todavía es necesario combatir muchos prejuicios", afirma Lorena Novo. "He llamado a muchas puertas en Galicia, y al decir que soy sorda siento que hay prejuicios, no solo en el ámbito de la moda, sino también en las empresas deportivas", lamenta. "Sin embargo, yo puedo perfectamente caminar por una pasarela, seguir las indicaciones de un fotógrafo, porque hago lectura labial. O, en el caso de que eso no funcione, hay muchas fórmulas", destaca, y pone de ejemplo al modelo americano Nyle DiMarco.

En Gallipoli, sin embargo, solo tuvo que preocuparse por aprender nociones básicas de lengua de signos italiana —diferente a la española—, aunque fue la lengua de signos internacional la que primó en el encuentro, y le permitió comunicarse con los diseñadores chinos y polacos que defendió en la pasarela.

Durante varios días, aprendió a posar, a desfilar, a fotografiar, a iluminar, a maquillar. Y la pasarela fue quedando poco a poco libre de esos obstáculos invisibles que la sociedad proyecta en ella. "Quiero animar a las empresas a contar con personas sordas, porque somos perfectamente capaces de realizar cualquier trabajo", comenta.

Antebrazos alzados, y manos que giran sobre las muñecas hacia un lado y otro. Este es el signo que significa aplauso en lengua de signos. Todos deberíamos conocerlo, porque Lorena Novo lo merece, y mucho.

Una modelo sin barreras
Comentarios