sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

La tensión genera otra pelea, con un herido, en la prisión de Monterroso

Centro penitenciario de Monterroso.AEP
Centro penitenciario de Monterroso.AEP
▶ Los funcionarios atajaron con rapidez la trifulca, que no tiene relación con la anterior ▶ El percance se produjo el día del traslado a Teixeiro y A Lama de presos aislados el martes

El centro penitenciario de Monterroso sumó su segunda pelea entre reclusos en una semana complicada. Tras la pelea multitudinaria del pasado martes, este sábado se produjo una nueva trifulca, sin relación con la anterior, que se saldó con un interno herido.

El preso no presentaba lesiones de gravedad, pero fue trasladado al Hospital Lucus Augusti para que le hicieran una radiografía para determinar el alcance de un golpe en la nariz. "Adoptamos esta medida porque el centro no cuenta con un equipo de rayos X", según explicó el director de la prisión, Antonio Rivera.

El estado de nerviosismo en las cárceles españolas, y no solo en las lucenses, es una constante a raíz de la crisis del coronavirus. La reducción de las actividades, la suspensión de los permisos y de los ‘vis a vis’ generan malestar. Esta falta de contacto con el exterior provoca también que nos se produzca la entrada de estupefacientes, lo que aumenta la irritabilidad de los reclusos adictos.

Los incidentes de ayer tuvieron como eje central una reyerta entre dos internos, aunque tenían a otros compañeros a su alrededor que también pudieron participar. Los funcionarios dieron otra lección de profesionalidad y "atajaron el enfrentamiento con gran rapidez", según Antonio Rivera, quien señaló que "este tipo de situaciones son infrecuentes". También se procedió a apartar a las personas involucradas en la riña para que no vuelvan a enfrentarse.

Esta pelea se produjo el mismo día en el que se procedió al traslado de presos aislados tras el enfrentamiento en masa que se produjo el martes en las pistas del patio del centro penitenciario. Estos internos fueron conducidos ayer a los centros de Teixeiro y A Lama.

Se trata de una medida excepcional, pese a estar suspendidos los traslados durante el estado de alerta, por motivos de seguridad. De este modo se trata de evitar posibles focos de conflictos "por si quedasen rescoldos del enfrentamiento protagonizado el pasado martes", según indicó el director de la cárcel monterrosina.

El tumulto del martes surgió con cruces de insultos entre los internos que estaban en las pistas 1 y 3 del patio del presidio. Mientras los funcionarios trataban de neutralizar el incidente, los presos de la pista 1 salieron para enfrentarse con los de la 3. Los involucrados pertenecían a los módulos 1 y 9. Hubo cinco funcionarios con erosiones y contusiones leves.

EN BONXE. La psicosis entre el personal recluso por el temor al contagio del Covid-19 genera también tensión en los centros penitenciarios. En el de Bonxe se vivieron jornadas difíciles ante el temor de que un preso estuviese infectado, pero las pruebas que le realizaron en el Hula dieron resultado negativo. Una vez confirmados los resultados sobre el estado de salud de esta persona, que volvió de permiso el día 9, la tranquilidad volvió ayer a la prisión. En el penal de Bonxe hay dos los funcionarios afectados por el Covid-19, que se encuentran en sus domicilios y ya no presentan síntomas de la enfermedad. Al menos uno de ellos se contagio fuera del centro. En Monterroso también dio positivo un funcionario durante sus días libres y se decidió que permanezca aislado en su hogar.

La tensión genera otra pelea, con un herido, en la prisión de...