lunes. 25.10.2021 |
El tiempo
lunes. 25.10.2021
El tiempo

Roban 8.000 euros y joyas con engaño a dos octogenarios en Palas de Rei

El propietario de la casa asaltada en Palas de Reis. XESÚS PONTE
El propietario de la casa asaltada en Palas de Reis. XESÚS PONTE
Los ladrones se hicieron pasar por técnicos de la luz y uno de ellos "pasou o brazo por riba da miña muller, que estaba postrada na cama, para coller os cartos dun caixón", dice la víctima

Dos hombres que simulaban trabajar como técnicos eléctricos sustrajeron 8.000 euros y un maletín con joyas en un robo con engaño en la vivienda de dos octogenarios. El delito se produjo el lunes en el lugar de Regodeiras, perteneciente a la parroquia de Carteire, en Palas de Rei.

Los ladrones se presentaron en la casa, que forma un pequeño barrio con otras cercanas, hacia las 14.30 horas. Uno de ellos accedió al domicilio y le explicó al propietario que debía cambiar una pieza del contador para ahorrar en la factura de la luz. El otro permaneció inicialmente en el vehículo, estacionado junto a la casa.

"Dixéronme que ao ser pensionista non me podían cobrar cantidades tan elevadas, que a compañía eléctrica me estaba estafando e déronme a opción de rebaixar o custo da factura cambiando unha peza do contador", indicó Dositeo Rodríguez, de 89 años de edad, y víctima del hurto junto a su esposa, de 85. Ambos tienen serios problemas de movilidad.

Uno de los delincuentes entretuvo al dueño de la casa con gestiones para reducir la factura eléctrica y el otro realizó la sustracción

El estafador le pidió al anciano el documento nacional de identidad para fotografiarlo y se quedó con él en la cocina para cubrir los papeles que enviarían a la compañía. "Pediume facturas da luz e a cartilla do banco para ver o gasto de electricidade. Comprobou que unha era de 60 euros e outra de 100 e insistiu en que eran excesivamente caras", cuenta el octogenario palense. Este ladrón simuló que estaba hablando "cunha compañeira da oficina, pero supoño que o faría co seu cómplice", agregó.

Más tarde, el delincuente le mostró la pieza que iba a cambiar y le explicó que costaba 120 euros. Fue entonces cuando Dositeo acudió a la habitación donde descansaba su mujer para sacar esa cantidad de la hucha donde guarda el dinero. "É moi posible que me vira desde o pasillo", comenta.

Fue en ese momento cuando entró en acción el otro ladrón, que subió a la vivienda, ubicada en la primera planta de la casa unifamiliar. Su compañero permaneció en todo momento con el anciano en la cocina mientras simulaba que extendía el recibo de abono de la pieza del contador.

ANTE LA ANCIANA POSTRADA. Este segundo ladrón accedió a la habitación contigua a la cocina, donde el anciano dejó el cajón y se veía la hucha con el dinero. La mujer de Dositeo se encontraba en la estancia, postrada sobre la cama, "e o ladrón tivo que estirar o brazo por riba dela para coller o peto cos cartos. Despois pasou por atrás para coller o maletín das xoias", cuenta el octogenario. La mujer se sobresaltó al percatarse de que alguien trataba de robar, pero todo sucedió muy rápido y los delincuentes abandonaron con rapidez la casa con el botín obtenido valiéndose de una situación de superioridad y engaño.

"Tivemos a sorte de que non nos golpearon, nin nos fixeron dano algún", precisa Dositeo Rodríguez. El anciano hasta entonces solo sospechó de una posible estafa "ao ver que a peza para o contador non era ningún fusible", pero se quedó con la duda.

Además de los 8.000 euros, el matrimonio guardaba casi todas sus joyas familiares, parte de ellas de oro, en el maletín que se llevaron los falsos operarios. El valor de las alhajas está sin cuantificar, según apuntaron fuentes de la Guardia Civil. Los ladrones, uno de complexión delgada y otro algo más grueso, son de estatura media. Ambos actuaron sin mascarilla. Agentes de la Guardia Civil acudieron el martes de nuevo al domicilio de los octogenarios con el fin de mostrarles fotos por si reconocían a los posibles autores del hurto. Los faltos técnicos eléctricos utilizaron un coche de color gris para efectuar el robo, según aclaró a la Guardia Civil uno de los vecinos que lo vio aparcado. Algunos residentes en Regodeiras afirman que los ladrones estuvieron merodeando por la zona con el vehículo, a baja velocidad, unos días antes, tal como le comentaron a Dositeo Rodríguez.

Buscan a ancianos vulnerables que viven solos
El modus operandi de estos falsos técnicos es buscar domicilios con gente de avanzada edad y que vivan solos para aprovechar su vulnerabilidad. Suelen actuar en pareja y, mientras uno entretiene a la víctima en la cocina, donde se supone que no van a encontrar nada de valor, el otro accede al resto de las estancias en busca de efectivo o joyas.

Revisiones
La Guardia Civil aconseja que no se abra la puerta a ningún inspector de gas o luz que no se haya solicitado previamente a través de la compañia suministradora. También se recomienda que se pida la identificación del técnico con el carné de empresa.

Roban 8.000 euros y joyas con engaño a dos octogenarios en Palas de...