martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

La residencia de Monterroso continúa abierta al descartarse el coronavirus

Algunos familiares de usuarios, apostados a las puertas del centro. EP
Algunos familiares de usuarios, apostados a las puertas del centro. EP
Familiares de usuarios se concentraron delante del centro por si se ejecutaba el cierre

La vivienda comunitaria de mayores de Monterroso continúa abierta, pese al decreto de alcaldía que el viernes anunciaba su cierre ante el riesgo de que una de las trabajadoras hubiese tenido un contacto indirecto con un posible infectado por coronavirus que, no obstante, dio negativo en la prueba que se le realizó.

Esta circunstancia provocó que alcaldía no enviase este sábado a nadie a cerrar el centro, aunque por si esto sucedía, familiares de usuarios ya se habían apostado desde primera hora de la mañana a sus puertas para impedir el posible desalojo. Y es que el anuncio de alcaldía de clausurar el centro “como medida preventiva” causó profundo descontento tanto entre los familiares de los usuarios como las propias trabajadoras de este centro municipal en el que, actualmente, residen ocho personas.

Los concentrados, que en todo momento estuvieron observados por agentes de la guardia civil, mostraron su “enfado” ante el anuncio del cierre. También agradecieron el apoyo del concejal de servicios sociales, el socialista David Rodríguez Novo, quien los acompañó en todo momento y a los que, posteriormente, se unió el portavoz del PP local.

Una vez que los familiares de los usuarios abandonaron la concentración se dirigieron al cuartel de la Guardia Civil para estudiar la posibilidad de presentar una denuncia contra el alcalde por desamparo.

CRISIS POLÍTICA. Que el cierre de la residencia no se hiciese finalmente efectivo no oculta la profunda crisis política surgida a raíz de este conflicto. A través de un comunicado, Antonio Gato acusó al grupo socialista, con el que gobierna en coalición, de “deslealtade” y de intentar con este conflicto “escalar descaradamente os muros desta alcaldía”.

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE, Rafael García, reiteró que la decisión del alcalde de anunciar el cierre del centro fue “unilateral e precipitada”. No obstante no quiso entrar en las consecuencias políticas del conflicto. “Agora é momento de que todos rememos hacia o mesmo lado para vencer ao virus e xa máis adiante se tomarán as medidas que creamos oportunas”, dijo.
 

Trabajadora: “Se me utilizó como pretexto”
La trabajadora de la vivienda comunitaria que voluntariamente pidió la baja al presentar su marido síntomas que podrían ser compatibles con el Covid-19, explicó este sábado a este medio que su caso fue utilizado por el alcalde como “un pretexto” para intentar cerrar el centro de mayores.

Después de que el compañero de trabajo de su esposo diese negativo en la prueba de coronavirus, su marido está ahora a la espera del resultado de la suya. En todo caso, tanto sus compañeras como otras fuentes consultadas señalaron que su actuación fue “impecable”, ya que cuando tuvo la mínima sospecha avisó al centro y se confinó en su casa.
“Utilizada”
La mujer, visiblemente afectada, dijo sentirse “utilizada” y explicó que nadie habló con sus compañeras para intentar sustituirla en su turno, “sino que lo que se hizo fue anunciar el cierre del centro, sin pensar ni en las trabajadoras ni, sobre todo, en los usuarios”.
 

La residencia de Monterroso continúa abierta al descartarse el...
Comentarios