Altri asegura que construirá balsas para recoger agua de lluvia y reducir el consumo del Ulla

Ulloa Viva afirma que se han presentado 20.000 alegaciones al proyecto
Recreación virtual de la planta de Greenfiber (Altri), en Palas de Rei. EP
photo_camera Recreación virtual de la planta de Greenfiber (Altri), en Palas de Rei. EP

La fábrica que la empresa portuguesa Altri pretende construir en el municipio lucense de Palas de Rei para producir fibra vegetal bajo la firma Greenfiber prevé la posibilidad de establecer balsas y recoger agua de lluvia para emplearla en el proceso productivo, han afirmado este lunes sus directivos.

El director del proyecto denominado Gama, Bruno Dapena, junto a la directora de recursos humanos de Greenfiber, Olga López Arias, y al director de Altri Forestal, Miguel Silveira, expusieron su plan a representantes de la asociación de aserraderos y rematantes de maderas Fearmaga, como parte de una ronda con varios sectores para aclarar dudas sobre la iniciativa.

Silveira respondió a las dudas sobre la estrategia de abastecimiento de la planta y anunció el establecimiento de líneas de colaboración para potenciar la competitividad del sector forestal y el aprovechamiento de la producción de eucaliptos.

La gestión del agua que la futura fábrica prevé captar del río Ulla y su afectación al caudal figuró entre los puntos que más interés suscitaron entre los representantes de Fearmaga.

En este sentido, Dapena aseguró que el caudal del río "no se verá afectado porque, a diferencia de otras industrias", Altri pretende "captar el agua, usarla devolverla al río una vez depurada".

Añadió que el estudio de impacto ambiental detallan que "el porcentaje de merma será inferior al 1 % durante 9 meses al año, entre 1 y 2 % en los meses de junio y julio, y un 2 % en los meses de agosto y septiembre".

Además, la fábrica tendrá "un pulmón con capacidad suficiente para mantener un funcionamiento normal durante tres días en caso de que se produzca una incidencia" y "recurriría a la opción de parar la producción en caso de que esta no se solucionase a tiempo".

Según indica Greenfiber en un comunicado, Dapena señaló que el agua "se devuelve en su práctica totalidad al río sin alterar sus condiciones actuales".

El compromiso de los promotores es utilizar una tecnología que "va más allá de lo que marca la ley" y en ese sentido indicó que hay un plan para construir balsas para recoger el agua de lluvia e incorporarla al proceso productivo.

El proyecto de Greenfiber, promovida por Altri con participación en el capital de varias empresas privadas y públicas de Galicia, pretende construir una fábrica para extraer pulpa de los eucaliptos para producir fibras para la industria textil en Galicia.

Sin embargo, la iniciativa, que aspira a captar fondos europeos, ha suscitado controversia y dudas relativas a si producirá también pasta de celulosa, al posible impacto ambiental e hidrológico del proyecto industrial en una zona predominantemente agrícola y a la generación de empleo local

Ulloa Viva dice que se han presentado 20.000 alegaciones al proyecto de Altri

La Plataforma Ulloa Viva asegura que han sido presentadas en diferentes instancias "más de 20.000 alegaciones en todo el país" a la implantación de la fábrica de fibras textiles a base de celulosa promovida por la sociedad Greenfiber -Altri y Greenalia, en el municipio lucense de Palas de Rei.

El alcalde de Palas de Rei, Pablo Taboada confirmó a Efe que en ese municipio fueron registradas 76 alegaciones a la declaración de impacto ambiental, pero el portavoz de Ulloa Viva, Xulio Fernández, asegura que ese bajo número en el ayuntamiento donde está prevista la implantación de la fábrica se debe "a la intimidación" que se ejerce sobre la población desde diversas instancias.

En cambio, dijo Fernández, los registros de otros municipios de la zona afectada por la posible implantación de la fábrica, como Taboada, Antas de Ulla, Melide, Arzúa, Santiso y Agolada "estuvieron saturados" a causa de la gran cantidad de alegaciones presentadas, "al igual que en el Registro de la Xunta de Galicia".

"Hay un clamor contrario a Altri, una respuesta popular", dijo Fernández a Efe, quien aseguró que la plataforma va a seguir luchando para impedir la implantación de la fábrica en Palas de Rei.

"Vamos a ir a Madrid y seguir insistiendo en Bruselas para que la Unión Europa no financie con dinero público un proyecto como este", dijo Fernández. También, "dando la batalla aquí y, si es necesario, iniciando un proceso judicial", precisó.

Recordó que "la empresa estuvo durante dos años sin dar ningún tipo de información o explicación", pero ahora todos los datos sobre ese proyecto "están en el Diario Oficial de Galicia" (DOG).

"Ahora que ya tenemos esa información vía DOG, se está reuniendo" con diversos colectivos y dando información que "ni siquiera se corresponde" con los datos reales del proyecto¿. 

Comentarios