lunes. 16.12.2019 |
El tiempo
lunes. 16.12.2019
El tiempo

Presos de la cárcel de Monterroso cosen 100 bolsas en un taller de reciclaje

Bolsas realizadas en el penal. EP
Bolsas realizadas en el penal. EP
La iniciativa se enmarca en el proyecto de reinserción 'Unha segunda oportunidade', que cuenta con el apoyo de Sogama

Los internos del centro penitenciario de Monterroso fabricaron ya un centenar de bolsas reutilizables en el marco de la iniciativa 'Unha segunda oportunidade', que cuenta con el apoyo de Sogama y que está coordinada por el director de la Escola de Adultos de la prisión, Pedro Cantero.

El taller de costura, tutelado por la profesora Lucía Rodil, es uno de los pilares de esta iniciativa. A lo largo de varios meses los participantes han dado forma a restos de batas y telas vaqueras, transformándolos en un producto útil y duradero. Al mismo tiempo, sus habilidades manuales se incrementaron y perfeccionaron con la práctica, y desde el centro destacan que la producción creció de forma exponencial.

Los buenos resultados también hicieron que la Unidade Terapéutica Educativa del penal se sumase a la confección de estas bolsas con las que la Escola de Adultos quiere, por un lado, favorecer la integración con una actividad que presenta varios beneficios y, por otro, fomentar prácticas respetuosas con el medio ambiente.

En el centro penitenciario todavía están definiendo las condiciones de su venta y distribución

Pedro Cantero destacó que estas bolsas, además de contar con su propio estilo, tienen el valor añadido de haber sido confeccionadas "por persoas que aspiran a reinsertarse na sociedade, pois todo o noso traballo está focalizado cara á reinserción", indicó.

En el centro penitenciario todavía están definiendo las condiciones de su venta y distribución, pero Cantero ya anunció en su día que se podrían poner a la venta en algún evento deportivo, social o medioambiental, siempre con "fin solidario".

OTRAS ACCIONES. El programa de educación ambiental del penal de Monterroso incluye otras acciones formativas vinculadas a la reducción del desperdicio alimentario, la elaboración de compost, el mantenimiento de un invernadero ecológico -que los internos fabricaron con millares de botellas de plástico en desuso- y el cultivo de su propia huerta con verduras y hortalizas.

Presos de la cárcel de Monterroso cosen 100 bolsas en un taller de...
Comentarios