Personal de prisiones peregrina de Monterroso a Santiago en una sola etapa para pedir mejoras

El desafío implica completar un recorrido de 86 kilómetros en 24 horas
Centro penitenciario de Monterroso. AEP
photo_camera Centro penitenciario de Monterroso. AEP

Funcionarios de prisiones promueven este lunes una peregrinación reivindicativa desde Monterroso hasta Santiago en la que uno de esos profesionales, Tony, de Pamplona, intentará cubrir en una sola etapa los 86 kilómetros que separan los puntos de salida y llegada. Este funcionario partirá del centro penitenciario monterrosino a las 11.30, con el desafío de llegar el martes a esa misma hora a la catedral compostelana.

Impulsa este reto la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP), que anima a otros compañeros a caminar por turnos con Tony durante su recorrido rumbo a Santiago.

Los promotores de la caminata quieren hacer visible a la sociedad "la importante labor" que desarrollan, así como las condiciones "deficientes" en las que trabajan y "el ninguneo institucional" por parte del Ministerio de Interior y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.

DEMANDAS. La APFP denuncia que los funcionarios de prisiones sufren agresiones "cada día" en las cárceles –un total de 7.564 desde el año 2000– y también se queja de que no están considerados agentes de autoridad, por lo que esas agresiones "les salen gratis a los internos, al no ser delito, solo falta disciplinaria".

La organización habla además de falta de personal, "con 3.000 plazas vacantes", de escasez de medios y de una "fiscalización constante" del trabajo de este personal, "con expedientes incluso sin pruebas", asegura.

En el ámbito salarial, afirman llevar "15 años sin incrementos" y ven "desfasada e injusta" la vinculación del sueldo con una clasificación de las prisiones "de hace más de 30 años". "Por ejemplo, cobra menos un funcionario de oficinas de Monterroso que uno de Teixeiro y el trabajo es el mismo", sostienen. El colectivo reclama también que se habilite la promoción profesional, la subida de niveles y formación adecuada impartida por la propia Administración.

La APFP hace hincapié en que "si hoy en día las prisiones siguen funcionando es por la profesionalidad de los trabajadores".

Comentarios