Martes. 18.09.2018 |
El tiempo
Martes. 18.09.2018
El tiempo

"Pedro é boa persoa, non sei o que lle puido pasar pola cabeza para facer isto"

José Antonio López, ante la casa de sus vecinos. J.VÁZQUEZ
José Antonio López, ante la casa de sus vecinos. J.VÁZQUEZ

Mientras algunos vecinos destacan el afable carácter del parricida, otros señalan su gusto por el alcohol y las armas

José Antonio López Mosquera y su mujer viven justo enfrente de casa Louzao, la misma en la que en la madrugada de este lunes Pedro López Louzao acabó supuestamente con la vida de su progenitor. José Antonio asegura que conoce al presunto homicida "dende que era neno", ya que siempre fueron vecinos y dice que ni con él ni con su padre tuvieron nunca "o máis mínimo problema". "Pedro é boa persoa, non sei o que se lle puido pasar pola cabeza para facer isto", asegura. De hecho, la mujer explica que Pedro López fue el que cuidó a su madre, fallecida hace unos cuatro años, cuando cayó enferma y con anterioridad también había cuidado a un tío.

El matrimonio se emociona por momentos como cuando recuerdan que fue el domingo hacia primera hora de la tarde la última vez que vieron a Pedro y que se saludaron "con total normalidade".

"O que puido pasar pola noite xa non o sabemos, nós non nos enteramos de nada ata que nolo dixeron pola mañá", afirman.

ALCOHOL Y ARMAS. La percepción que otros vecinos tienen del presunto asesino es totalmente opuesta. En el pueblo hay quien asegura que el detenido tiene problemas con el alcohol y otros recuerdan su afición a las armas de fuego y que incluso una vez llegó a exhibir una de ellas en un bar de la localidad, lo que le habría provocado problemas con la Justicia.

Algún vecino también hace referencia al temor que le había transmitido la víctima con respecto a la relación que mantenía con su hijo. "Calquer día mátame", dicen que les habría dicho.

"Pedro é boa persoa, non sei o que lle puido pasar pola cabeza para...