"A nivel medioambiental no hay en el mundo otro proyecto tan exigente"

José Pina defiende que la factoría palense será un referente en sostenibilidad e innovación
José Pina, con una muestra textil similar a la que se producirá en Palas. EP
photo_camera José Pina, con una muestra textil similar a la que se producirá en Palas. EP

El plan del viaje organizado por Altri era dar a conocer el funcionamiento de las fábricas del grupo en Portugal y su integración en el entorno. En sus palabras de bienvenida a la comitiva de representantes municipales y periodistas, José Pina, Ceo de Altri, insistió en que su objetivo "no es convencer a nadie, solo quiero que se conozca en primera persona el funcionamiento de nuestras factorías y su integración en el entorno. A partir de ahí, que cada cual saque sus conclusiones".

El directivo de la compañía portuguesa, que a la hora de aclarar dudas sobre el proyecto Gama en Palas de Rei estuvo acompañado por Carlos Van Zeller y Sofia Jorge, lamentó que los representantes municipales de Arzúa, Santiso y Agolada no hubiesen aceptado la invitación a realizar esta visita, "aunque seguiremos insistiendo", advirtió.

1.- ¿Qué se fabricará en la planta que proyectan en Palas?
Se fabricarán dos productos finales a partir de la madera del eucalipto, ambos de base celulósica y biodegradables. Uno de ellos será celulosa soluble para aplicaciones textiles y que no sirve para las industrias papeleras, y el otro será lyocell, una fibra textil que se producirá en estas mismas instalaciones. Queremos destacar que el lyocell es una fibra textil 100% biodegradable y que no acarrea la generación de microplásticos.

2.- ¿Estamos hablando de una macrocelulosa?
Cuando dicen que será una factoría 10 veces más grande que la de Pontevedra nos parece una broma. Allí tienen una producción de 1,2 millones de toneladas de celulosa de papel al año. Nuestra fábrica está diseñada para llegar a producir al año 400.000 toneladas de pasta textil -tres veces menos-, de las cuales 200.000 irán a lyocell.

3.- ¿Por qué necesitan tanta superficie industrial?
Por seguir con el ejemplo de Pontevedra, esa planta ocupa 40 hectáreas porque no tiene más margen de crecimiento. La factoría de Palas ocupará, en una primera fase, 112 hectáreas de una parcela de 366. De este espacio, 61 hectáreas irán destinadas a plantar un cinturón verde de especies autóctonas que ayudará a minimizar el impacto visual de la instalación. Las otras 193 hectáreas se conservarán en su estado actual, aunque también se prevé su utilización para las futuras necesidades de crecimiento de la planta.

4.- ¿Pueden asegurar que no se fabricará pasta para papel?
Rotundamente. Las fibras solubles para textil son un producto diferente de la pasta de papel, con un proceso de producción que resulta totalmente distinto.

5.- Se habla de un altísimo consumo de agua.
En el proyecto hablamos de uso de agua, no de consumo. El diseño de la factoría está pensado para un tope legal de 46.000 metros cúbicos al día, pero la captación máxima en condiciones normales será de 20.000. Además, toda esa agua se devolverá al río, totalmente depurada, en un tramo superior al de captación.

6.- ¿Hay garantías de que eso sea realmente así?
Con un nivel de consumo como el que se habla, el nivel del cauce del Ulla se vería irremediablemente reducido en muy poco tiempo. El proyecto Gama supondrá una inversión de 900 millones de euros y el agua es un bien indispensable para que la planta pueda funcionar. Ningún inversor en su sano juicio invertiría en un proyecto cuyo funcionamiento no estuviese garantizado durante un largo plazo.

7.- ¿En qué condiciones se devolverá ese agua al cauce?
El agua será depurada antes de la devolución, cumpliendo rigurosamente con todos los parámetros exigidos por la ley. Esto garantiza que no afectará al estado actual del río Ulla.

8.- Les acusaron de vertidos contaminantes en Portugal.
El problema fue en 2018 y el vertido se detectó en la presa de Abrantes, a muchos kilómetros río abajo desde donde Biotek vierte sus aguas. En los puntos anteriores y en donde nosotros devolvemos el agua al río nunca se detectaron valores anormales, por lo que no hubo proceso.

9.- En caso de un posible vertido, ¿cuál es el protocolo?
En caso de detectar un problema en los más de 2.300 análisis del agua que, por ejemplo, hacemos anualmente a las residuales de Biotek, tenemos un depósito de acumulación, que nos daría el margen de un día para almacenar ese agua contaminada. Si en ese tiempo no fuese posible encontrar una solución al problema, entonces se pararía la producción antes de realizar ningún tipo de vertido. En el caso del complejo de Palas, el margen que nos daría ese depósito será de dos días.

10.- Alarma que ese agua se pueda devolver a 27 grados de temperatura.
Los 27 grados son la temperatura máxima a la que se podría devolver el agua al río, pero la norma es mucho más restrictiva. Lo que marca la ley es que una vez se retorne el agua al caudal, su temperatura no podrá mostrar una variación superior a los tres grados, ya sean por arriba o por abajo.

11.- ¿Cuál será el impacto visual del complejo industrial?
El complejo ha sido diseñado para causar el mínimo impacto visual posible. La parcela sobre la que se ha hecho el estudio tiene un desnivel de 70 metros, por lo que los volúmenes más altos de la instalación, como la chimenea, irán situados en la parte más baja.

Comentarios