lunes. 10.08.2020 |
El tiempo
lunes. 10.08.2020
El tiempo

Una monterrosina pide "desesperada" ayuda para su suegra con alzhéimer

Dependencia.AEP
Dependencia.AEP
La mujer, cuyo marido sufrió un ictus en el mes de mayo, no tiene fuerza para levantar a la anciana cada vez que se tira de la cama y ninguna institución la apoya en estos casos

La angustiosa situación familiar que vive una vecina de Monterroso que debe cuidar de su suegra con alzhéimer no es, desgraciadamente, un caso único y menos en núcleos rurales donde el envejecimiento de la población y las carencias a la atención de las personas dependientes se hacen más evidentes. Sin embargo, la particularidad de este caso hace que esta mujer pida a las instituciones ayuda "desesperada", ya que se reconoce "impotente" para cuidar por sí misma de una anciana a la que apenas puede dejar sola, "porque al menor despiste se tira de la cama, provocándose lesiones".

Jurgita Zalgyte, como así se llama esta vecina, explica que ella es la única familiar que se encarga de la anciana. "Entre mi marido y yo antes cuidábamos de mi suegro y de mi suegra, pero en mayo mi marido sufrió un ictus que lo tiene de baja por las secuelas y en enero mi suegro falleció".

Ante la difícil situación, Jurgita se dirigió en varias ocasiones a la asistente social del Concello de Monterroso, así como a otras instituciones, "pero nadie me da soluciones".

Uno de los grandes problemas es cuando la anciana se tira de la cama y la nuera debe pedir ayuda para poder levantarla. "Si llamo al 112 me dicen que para esos casos no pueden enviarme una ambulancia y desde el Concello tampoco pueden enviar permanentemente personal para ayudarme en este tipo de situaciones", se lamenta.

"Tengo que estar todo el día con ella y cuando me ausento unos minutos, la única solución sería atarla a la cama, algo que tampoco puedo hacer", confiesa.

El alcalde de Monterroso, Antonio Gato, se manifestó este miércoles "conocedor" de la complicada situación de este caso y reconoció que trabajadores sociales acudieron en varias ocasiones a este domicilio, situado en la parroquia de Marzán, para prestar ayuda en casos puntuales.

"Desgraciadamente, desde el Concello no podemos hacer mucho más porque el servicio de asistencia a domicilio no es válido y lo mejor sería el ingreso en una residencia", dice el regidor. En este sentido, Gato explicó que desde el Concello buscan alternativas en geriátricos de la Xunta, "pero el ingreso debe ser voluntario" y, al parecer, la anciana es reticente.

Una monterrosina pide "desesperada" ayuda para su suegra con alzhéimer
Comentarios