Miércoles. 22.08.2018 |
El tiempo
Miércoles. 22.08.2018
El tiempo

Melide, cantera de bailarines

Mariña Ferreiro, Laura Sánchez, Marta Mosquera y Atenea Martínez. IRIS ÁLVAREZ
Mariña Ferreiro, Laura Sánchez, Marta Mosquera y Atenea Martínez. IRIS ÁLVAREZ

A pesar de ser una de las escuelas deportivas municipales más reciente, las alumnas de danza de Melide ya han empezado a cosechar importantes éxitos a nivel nacional. El último, hace escasos días en Tarragona con las bailarinas Atenea Martínez, Marta Mosquera, Mariña Ferreiro y Laura Sánchez en puestos de podio

MELIDE BUSCA hacerse un hueco en el mundo de la danza. Alumnas de la escuela municipal participaron recientemente en Tarragona en el concurso nacional Anaprode, donde obtuvieron unos resultados más que destacables. En el certamen de dúos estilo fusión, los equipos formados por Atenea Martínez Barcia y Marta Mosquera Taboada consiguieron, con la coreografía River, la medalla de bronce en la categoría 2, mientras que sus compañeras Mariña Ferreiro Vilariño y Laura Sánchez Blanco, con Way down we go, obtuvieron el mismo metal en la categoría 3.

Ensayo de baile en Melide. IRIS ÁLVAREZPero esas no fueron los únicas buenas clasificaciones de las bailarinas melidenses, ya que Marta Mosquera también consiguió otra medalla de plata en el certamen individual estilo fusión de la categoría 3 y su compañera Laura Sánchez obtuvo otro bronce en la categoría 4 de estilo jazz individual.

Estos buenos resultados constituyen, sin duda, una motivación extra para los demás alumnos de la escuela municipal, que dirige Adriana Míguez, de la escuela Scene Ballet.

"Nuestra centro imparte clases en varios concellos. En Lalín lo dirige mi hermana Graciela Míguez y en otros como Chantada, Vila de Cruces o Melide lo hago yo", explica Adriana, quien destaca los buenos resultados que, "a nivel general, obtuvieron sus alumnos en el certamen tarraconense".

En el caso de Melide, la escuela cuenta con 32 alumnos de entre tres y 21 años, que hoy en día ya tienen en sus premiadas compañeras un espejo al que mirarse.

Antía Freire, Carlos Pampín, Iria Prado o Cristina Álvarez son algunos de los bailarines que comparten ensayos con Laura, Marta, Atenea o Mariña.

Para ellos, el secreto del éxito de sus compañeras radica en su constancia y técnica, por eso no les extraña que los resultados no tardasen en llegar. De hecho, algunas de estas bailarinas ya consiguieron medallas en otros certámenes del pasado año, aunque participar no siempre es fácil.

"No hay ayudas y los desplazamientos se los tienen que costear los propios participantes, por lo que el simple hecho de asistir a un campeonato a Tarragona ya supone un importante esfuerzo", explica Adriana.

Compatibilizar el entrenamiento con las obligaciones académicas es otro de los retos a los que se enfrentan estas jóvenes. Aún así lo tienen claro y piensan que el esfuerzo "vale a pena". Incluso alguna de ellas no descarta "facer o Inef e despois especializarme en danza".

REPERCUSIÓN. Las jóvenes también se muestran un tanto sorprendidas por la repercusión que han tenido entre sus vecinos los resultados obtenidos en Tarragona. "Antes a xente sorprendíase polo mero feito de que en Melide se fixera ballet, pero a realidade é que hoxe todo o mundo está máis pendente do que facemos e recibimos máis felicitacións", explican.

Aún así, las integrantes de los dos dúos que obtuvieron medalla en el certamen tarraconense reconocen que "sen o apoio das nosas familias e profesores sería moi complicado poder facer algo nesta disciplina".

Un apoyo que también reciben de sus propios compañeros de baile. "As medallas que conseguiron non son máis cunha merecida recompensa por todo o que levan traballado", asegura Carlos Pampín, uno de los pocos alumnos varones de la escuela.

La ilusión de este joven también es poder acudir a una competición. "Este año no pude porque me coincidía con un viaje, pero competir es algo que me apetece mucho", afirma.

Sobre su presencia en un deporte en el que las mujeres son mayoría, Carlos se muestra contudente: "Es una actividad que no entiende de géneros y desde aquí animo a todos los chicos que se animen a practicarla".

Para su profesora Adriana la tendencia está cambiando poco a poco, "gracias sobre todo a nuevas disciplinas como el baile urbano".

Melide, cantera de bailarines