domingo. 09.08.2020 |
El tiempo
domingo. 09.08.2020
El tiempo

El Iceberg de Melide saca la fiesta al balcón

El propietario del pub, Gonzalo Paredes, llevó el equipo de sonido a su casa para animar la vida de sus vecinos

Ironías de la vida. Gonzalo Paredes lleva tres años viviendo en el mismo bloque de edificios en Melide. Sin embargo, apenas conocía a sus vecinos hasta que llegaron estos días extraños en los que la vida social se vio absolutamente restringida por el estado de alerta sanitaria ante la pandemia del coronavirus. El Iceberg, el pub del que es propietario y que abría sus puertas cada fin de semana en la calle Emilia Pardo Bazán, está ahora en el balcón de su casa.

“Desmontei o equipo de son do pub e tróuxenmo ao edificio ao ver que isto ía para longo”, indica, un gesto que lo ha hecho popular en el vecindario, que agradece la iniciativa.

Iceberg Melide

Gonzalo pone música a la hora de comer, para animar ese momento de rutina, de los pocos marcados en esta cuarentena que tiene a toda la villa en casa. A través de las historias en directo que publica en sus cuentas en instagram, @gonzalo_iceberg o @icebergmelide, su vecindario puede incluso pedirle temas.

“Un pouco de reggeaton para o 2ºC, algo de dance para o 4º”, indica, como ejemplo de los mensajes que pueden llegar. Así es como la comunidad puede realizar sus peticiones. Y el responderá a todas, del pop español al merengue. Lo importante es que la música entre en las casas, ya que nosotros no podemos. Para salir un poco más de la rutina, ayer por la noche dio una fiesta, tras el consentimiento previo de los vecinos, que no solamente le dijeron que sí, sino que la reconocieron como una iniciativa estupenda. Así que, a las 21.30, todos se fueron al balcón a escuchar música. Los que tenían cervezas en casa, mejor que mejor, por no hablar de la compañía.

AL MAL TIEMPO, BUENA CARA. El espíritu de Gonzalo Paredes se agradece en su entorno, más aún sabiendo que su situación no es nada fácil, como la de cientos de hosteleros que ven las puertas de sus negocios cerradas ante una crisis sin precedentes y de futuro incierto. Él también es comercial de la marca de bebidas Legendario, así que esa actividad suya también se ha visto interrumpida durante la semana.

“Todo ten solución menos a morte”, ese es el espíritu de alguien que quiere retratarse con el mensaje de la taza en la que desayuna cada mañana. ‘Nos gusta la vida’, dice. Así que, no solamente está sobrellevando este momento difícil personal y laboralmente, sino que lo está aligerando en su entorno. El gusto por la vida, ya se sabe, también es contagioso.

El Iceberg de Melide saca la fiesta al balcón
Comentarios