miércoles. 20.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.10.2021
El tiempo

Expedientan a los presos de Monterroso que se grabaron consumiendo droga

Los reclusos de Monterroso se grabaron consumiendo pastillas. EP
Uno de los internos ha sido aislado ►Prisiones intenta aclarar si los reclusos no tenían vigilancia en el momento en el que se captaron las imágenes

Instituciones Penitenciarias ha abierto expediente a los siete reclusos de la cárcel de Monterroso, en Lugo, que se grabaron consumiendo droga y presumiendo de tener objetos prohibidos, y les ha incautado dos teléfonos móviles y una máquina de hacer tatuajes. Así lo han manifestado fuentes penitenciarias, que han señalado que uno de los internos ha sido aislado y al resto se les han aplicado medidas que implican limitaciones en su vida ordinaria en la cárcel en espera de que se resuelva el expediente, que implicará las sanciones que correspondan.

Los presos se encuentran en prisión por delitos de robo y tráfico de estupefacientes, fundamentalmente. Ahora Prisiones intenta aclarar si los presos no tenían vigilancia en el momento en el que se grabaron las imágenes.

Un preso de Monterroso tatúa a otro. EPLOS VÍDEOS DE LA POLÉMICA. Los siete reclusos participaron la semana pasada en la grabación clandestina de dos vídeos en la 'sala de día' de uno de los módulos del centro y los difundieron en redes sociales. En ellos aparecen consumiendo droga y con objetos prohibidos como el teléfono móvil con el que captaron las imágenes y una tatuadora, según informó este martes por la noche en su edición digital el diario El País.

En uno de los vídeos, de casi cuatro minutos de duración, entre otras escenas, se ve cómo un recluso critica la ausencia en esa sala de funcionarios para vigilarlos mientras otro hace un tatuaje a un tercero con una máquina cuya posesión está prohibida en los centros penitenciarios. También se emiten quejas por la supuesta falta de talleres ocupacionales para los internos de ese módulo, algo que, según esta información, niegan funcionarios consultados.

En el segundo vídeo objeto de la polémica, que dura cerca de tres minutos aparecen hasta siete presos sentados alrededor de una mesa para jugar a las cartas y sobre la misma hay una docena de cápsulas de fármacos que están destinados a reclusos enfermos, pero que supuestamente han sido desviados para el tráfico clandestino. En las imágenes presumen de su tenencia y y empiezan a vaciar su contenido en un vaso de plástico, en el que vierten a continuación un refresco de cola para después bebérselo. Además, varios sacan la lengua y muestran en ella otras cápsulas.

Prisiones investiga si los internos se encontraban sin vigilancia cuando se grabaron, tal y como explica uno de ellos en los vídeos, mientras otro afila un objeto y un tercero hace un tatuaje en la espalda a un compañero con la máquina ahora requisada. 

Expedientan a los presos de Monterroso que se grabaron consumiendo...
Comentarios