miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

La Feira de Santos, emblema de los mercados de otoño

Puestos de nueces y de quesos y miel. VICTORIA RODRÍGUEZ
Puestos de nueces y de quesos y miel. VICTORIA RODRÍGUEZ
El evento regresó con millares de asistentes y la calidad alimentaria como referente

La Feira de Santos de Monterroso, la más emblemática de la Galicia rural, regresó con todo su esplendor. Las caravanas de coches a la entrada de la localidad eran el presagio de un abarrote, tras la obligada suspensión del año pasado por la pandemia, y las previsiones se cumplieron. Millares de personas invadieron las calles. Los vendedores se concentraron en A Cúpula, el epicentro de la celebración, donde se ubicaron los puestos de alimentación con una notable presencia de los productos de otoño, y en las calles y plazas adyacentes, donde se ofertaron artículos de todo tipo, con una notable presencia del sector textil.

El mercado ganadero vivió un ambiente animado, con una importante afluencia de ganado vacuno, porcino y caballar, que generó la mayor parte de las transacciones. Hubo tratantes y ganaderos de distintos puntos de la geografía gallega.

Puestos de nueces y de quesos y miel, una vista general de A Cúpula monterrosina abarrotada de gente, y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y otras autoridades en uno de los expositores del ferial.

"Era necesario recuperar a alegría. Tanto os produtores como o comercio e hostalería local agardaban esta oportunidade para facer o agosto en novembro despois de tempos tan difíciles", subrayó la alcaldesa monterrosina, Rocío Seijas.

El queso y la miel de A Ulloa, las castañas y los productos porcinos concentraron las ventas

A Cúpula contó con menos puestos que en anteriores ediciones para suavizar la aglomeración de público, "pero a primeira hora da mañá rexistrouse moito movemento, tanto ou máis que en edicións anteriores á pandemia, e tivemos moi boas vendas. Cara ao mediodía houbo algo menos de agobio", comentó la estradense María Jesús Rodríguez en su puesto de pan y productos de repostería, donde a última hora de la mañana ya se estaban agotando las existencias. Rodríguez es una habitual de los mercados mensuales monterrosinos.

PEQUEÑOS PRODUCTORES. La oferta de rosquillas y melindres caseros fue abundante, aunque sin alcanzar la presencia de los quesos y de la miel de A Ulloa. La palense Lola García se mostraba muy satisfecha por la demanda de ambos productos.

"Xa case non me quedan queixos e teño pouco mel. A xente viña con gañas de comprar e o ambiente foi moi bo", aseguraba en su pequeña mesa, similar a la de otras pequeños productores de la comarca. García vendía la pieza de queso a 6 euros y el envase de miel, a 7. En otros expositores había quesos de Friol y manchegos curados y semicurados.

"A primeira hora da mañá rexistrouse moito movemento, tanto como en edicións da feira anteirores á pandemia"

A la entrada del recinto se encontraban dos de los vendedores más veteranos, Celestino Otero y Lidia Capón Blanco, cuya presencia era habitual hasta hace poco en el mercado municipal de Lugo. Este matrimonio de Nogueira de Ramuín ya no está para estos trotes, pero no quiso faltar a la Feira de Santos con cebollas y castañas. "Imos maiores e deixamos os mercados, pero nunha feira como esta sempre apetece estar, aínda que non vendamos moito", afirmó Lidia Capón, quien indicó que la castaña escasea este año, lo que hace subir el precio. En su puesto se comercializaban a 2 y 2,50 euros, según la calidad, y en otros se veían entre los 3 y los 3,50 euros.

Las fabas fueron otro de los productos de temporada de la feria. María Vázquez, de Antas, las ofertó a cinco euros el kilo. "Fun vendendo ben, aínda que non tanto coma outros anos, pero é moi bonito que volte a feira", dijo.

Puestos de nueces y de quesos y miel, una vista general de A Cúpula monterrosina abarrotada de gente, y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y otras autoridades en uno de los expositores del ferial.

Los productos cárnicos, con atractivas ofertas de jamones a 39,95 euros las piezas entre seis y siete kilos, atrajeron la atención de muchos compradores. Llamó especialmente la atención el puesto de la firma Landra, de la parroquia chantadesa de Sabadelle, cuyos vendedores estaban ataviados con boina y chaleco negro, a la antigua usanza. "É a primeira vez que vimos a Monterroso e a acollida é moi boa. É unha experiencia que vale a pena", explicó Ramón Fernández. Esta empresa, dedicada a la cría de ganado porcino en extensivo, ofreció chorizos, tanto picantes como dulces, y el lomo destacaba por su calidad. Los chicharrones fueron otras de las estrellas de un día en el que los productores de porcino gallegos compitieron con los bercianos.

Como en cualquier otra feria, el pulpo se convirtió en la referencia gastronómica de la jornada, tanto en los restaurantes como en los puestos callejeros y en los bajos improvisados como comedores.

Otra prueba palpable del tirón de la feria fue el desembarco de representantes políticos. Los conselleiros de Medio Rural, José González, y de Cultura, Román Rodríguez, arroparon a la alcaldesa, la independiente Rocío Seijas, y al teniente de alcalde, el popular Eloy Pérez Sindín, junto al delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, diputados, senadores y alcaldes de la zona.

ARTESANÍA ALIMENTARIA. El conselleiro de Medio Rural señaló que la Feira de Santos "representa as esencias da produción alimentaria artesanal, vinculada ás estruturas produtivas familiares, ao medio rural e á súa tradición e cultura". José González resaltó que, junto a las empresas presentes en la feria, "hai produtores pequenos, de proximidade, que merecen apoio. Ese é o obxectivo do decreto para a creación do distintivo de artesanía alimentaria que aprobamos no 2019 e cuxa normativa técnica estamos a rematar para darlle un carne de artesán a quen cumpra os requirimentos de calidade estipulados. O fomento desta produción é vital para a economía rural e para fixar poboación", dijo González.

También visitó el recinto ferial el presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, junto a la diputada de turismo, Pilar García Porto, y otros cargos públicos del PSOE. José Tomé subrayó el poder de convocatoria del mercado anual de Monterroso "como escaparate da produción agraria do Lugo interior. É, sen dúbida, a gran feira provincial".

Puestos de nueces y de quesos y miel, una vista general de A Cúpula monterrosina abarrotada de gente, y el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y otras autoridades en uno de los expositores del ferial.

La Feira de Santos, emblema de los mercados de otoño
Comentarios