viernes. 25.09.2020 |
El tiempo
viernes. 25.09.2020
El tiempo

Elementos químicos que mugen

Ana Corredoira, con un grupo de reses de su granja A Cernada, en Palas. EP
Ana Corredoira, con un grupo de reses de su granja A Cernada, en Palas. EP

Rubidia o Litia son algunas de las vacas de la granja palense A Cernada. Una original tabla periódica para acercarla ciencia a la sociedad

LA TABLA periódica formó y forma parte de los contenidos educativos de la mayoría de niños. ¿Quién no recuerda las largas tardes estudiando los enrevesados nombres de los elementos químicos ordenados cuidadosamente por su número atómico y propiedades? Ahora, en la granja A Cernada de Palas de Rei, estos elementos han cobrado vida. Magnesia, Rubidia o Litia mugen y pastan felices con el resto de reses de esta explotación que va camino de acoger una peculiar y nunca vista tabla periódica. Y es que la ciencia, que suele verse como algo complejo, pocas veces estuvo tan cerca de la sociedad.

Esta original idea partió de la bióloga Ana Corredoira y de su hermano Julio, estudiante de química. Ambos, apasionados por esta disciplina, decidieron convertir su granja de producción ecológica de leche en un pequeño santuario científico. "Os dous amamos a gandeiría e coñecemos o mundo da ciencia, por iso nos propuxemos demostrar con este pequeno xesto que este mundo non é tan abstracto como a xente pensa", explica Corredoira.

Así, un buen día decidieron comenzar a homenajear a algunas de las mujeres científicas que fueron pioneras. De este modo la Nobel Marie Curie, o la descubridora de la fisión nuclear Lise Meitner, empezaron a formar parte del rebaño palense, que cuenta con más de un centenar de reses. Pero la peculiar idea no se quedó ahí, y para celebrar que en este 2019 se conmemora el Año Internacional de la Tabla Periódica -por coincidir con el 150 aniversario de este sistema impulsado por Dimitri Mendeleyev- algunos animales del rebaño empezaron a llevar el nombre de elementos químicos.

"A primeira en bautizarse foi Disprosia, porque nese momento o meu irmán estaba traballando con ese elemento na universidade", precisa Ana Corredoira, quien destaca que su original tabla contará con la fotografía de todas las reses bautizadas con los nombres feminizados "para recordar ás mulleres científicas que en vida non recibiron o recoñecemento merecido".

Actualmente en A Cernada más de una docena de vacas ya tienen esta nomenclatura y aunque el camino para completar su propósito es largo los hermanos Corredoira se muestran entusiasmados. "Desde agora cada novo xatiño que naza levará o nome dun elemento", anuncian. Su original iniciativa ya está causando expectación y han logrando su principal objetivo: "á xente chámanlle a atención os peculiares nomes das nosas vacas e moitos pregúntannos o motivo. Precisamente iso é o que pretendemos, achegar á ciencia ao día a día da poboación", recalcan.

Sin duda, si el químico Mendeleyev levantase la cabeza estaría orgulloso de este peculiar homenaje que dará una nueva vida a la tradicional tabla periódica.

Desde Carmela a Beyoncé
Todas las vacas de A Cernada han sido bautizadas. Disprosia y Litia comparten establo con denominaciones tan clásicas como Carmela o Lola, pero también con famosas como Beyoncé. Algunas fueron apadrinadas por visitantes y otras porla propia Ana Corredoira, quien reconoce que detrás del nombre está la intención de "humanizar o animal".

Vínculo irrompible
El vínculo creado a lo largo de los años entre la joven y el ganado es irrompible. Las reses muestran devoción por su dueña y ella por su cabaña, y reconoce que aunque vive en la granja no puede irse a dormir sin comprobar "que todas se atopan ben".

Elementos químicos que mugen
Comentarios