sábado. 16.10.2021 |
El tiempo
sábado. 16.10.2021
El tiempo

El director de Monterroso: "Los vídeos son un montaje para dañar la imagen de la prisión"

Una captura de uno de los vídeos difundidos por los presos de Monterroso. EP
Una captura de uno de los vídeos difundidos por los presos de Monterroso. EP
El responsable del penal apunta a que las pastillas que consumen los reclusos en la grabación no son drogas, sino medicación convencional que les dan en la enfermería de la prisión

Siete reclusos de la prisión de Monterroso fueron amonestados por Instituciones Penitenciarias y se les abrieron expedientes disciplinarios por la difusión de sendos vídeos, hechos por los propios internos, en los que se ve a varios consumiendo pastillas, así como afilando un objeto o haciendo un tatuaje con una máquina. Durante el registro posterior a la emisión de las imágenes en redes sociales, los funcionarios se incautaron del teléfono móvil con el que se realizó la grabación, de la máquina de tatuar y de otros objetos prohibidos.

El director del penal, Antonio Rivera, recalcó que los vídeos responden a un intento de dar una imagen "totalmente distorsionada" del centro, "en el que se hace todo lo posible para que los internos lleven una vida normal y ordenada". "No solo buscaron notoriedad, sino que hicieron un montaje con el fin dañar la imagen de la prisión", asegura Rivera.

En una grabación se ve a varios reclusos en una mesa con numerosas pastillas. Vacían el contenido de algunas en un vaso de plástico y luego vierten el contenido de una lata de un refresco para beber la mezcla. "Cóctel molotov, esto es para que ustedes se lo gocen", dice un recluso. Todo apunta a que no se trata de drogas, sino de medicación convencional que les dan en la enfermería de forma individualizada, "ya que los calmantes y las sustancias psicotrópicas o fuertes tienen que tomarlas en presencia de los sanitarios que les atienden. La escena no tiene credibilidad", subrayó Rivera, quien añadió que no se registró ninguna intoxicación en los últimos días.

Estos siete presos son individuos conflictivos, alojados de los módulos C-2 y C-3, donde convive gente que viene de regímenes más restrictivos en otras prisiones y que fueron trasladados a Monterroso al alcanzar el segundo grado, que es el de actividad normal. Casi todos los internos de ese módulo reciben algún tratamiento y, como es norma en las cárceles españolas, la medicación convencional se la administran ellos y se le da para más de un día en fines de semana y puentes. De este modo, los protagonistas de los vídeos podrían juntar una pequeña cantidad de pastillas.

Un enlace con el perfil de Facebook de un interno
Los vídeos objeto de la polémica, que fueron difundidos a través de Facebook el pasado domingo, están enlazados al perfil que tiene en esta red social un interno de fuera de la comunidad que ahora cumple pena en Monterroso. Esta persona también se refiere en sus publicaciones de forma insultante a la jueza que lo condenó.

Máquina de tatuar
Hasta hace poco, los tatuajes se hacían con bolígrafos BIC, a los que les sustituían las puntas. Ahora se usan métodos más sofisticados, al recurrir a componentes de radios para montar una pequeña máquina.

Un caso anterior
El penal de Monterroso se vio envuelto en otra polémica en 2018, cuando el abogado de un interno denunció la celebración de fiestas con alcohol con los presos. El caso se saldó con la apertura de un expediente informativo y la sanción a un educador.

El director de Monterroso: "Los vídeos son un montaje para dañar la...
Comentarios