El desafío de hacer sostenible la moda

Valorizar la madera local y ayudar a reducir el impacto ambiental que la industria textil tiene en el planeta son dos de los retos a los que, según los expertos, tiene que dar respuesta el proyecto de Altri en su intención de fabricar pasta y fibra de lyocell en Palas de Rei
Expertos de diversos secotres, en el encuenrtro sobre el proyecto Gama. XESÚS PONTE
photo_camera Expertos de diversos sectores, en el encuentro sobre el proyecto Gama. XESÚS PONTE

El rechazo que ha generado en una parte de la sociedad el proyecto Gama, impulsado por Greenfiber –empresa del grupo Altri– para instalar en Palas de Rei un complejo para producir pasta textil y fibra de lyocell, ha dejado en segundo plano su propia razón de ser. Expertos del sector forestal, textil, laboral y de la propia empresa analizaron para El Progreso algunos de los retos a los que se enfrenta la compañía de cara a que su sistema de producción pueda ser considerado como un verdadero ejemplo de economía circular.

Bruno Dapena Alonso, director del proyecto Gama; Lisardo González Abelleira, ingeniero textil y consultor externo de empresas de moda; Nuria Rodríguez Arias, secretaria general de Lugo Madera, y Francisco Méndez Gómez, responsable de estrategias industriales de CC OO en Galicia, analizaron algunos de los aspectos del proyecto, los motivos que lo impulsan y lo que su puesta en marcha supondrá a nivel medioambiental y económico para la comarca.

Los motivos de Gama

La base del proyecto Gama es transformar la madera de eucalipto en pasta textil y destinar parte de esa producción a la fabricación de lyocell. Este producto es un tipo de fibra con características similares a las del algodón, aunque más sostenible medioambientalmente, por lo que ya está considerado como el tejido del futuro. Bruno Dapena, director del proyecto, explica que los procedimientos para elaborar celulosa de papel "son totalmente diferentes e incompatibles" con los utilizados para la pasta de lyocell.

undefined
Bruno Dapena Alonso, director del proyecto Gama

"La utilización de disolventes orgánicos hace que la producción de celulosa resulte respetuosa con el medio ambiente"

"Realizar en un mismo complejo la pasta y la fibra es una forma de reducir la huella de carbono"

Según subraya, en la producción de pasta de papel "se utilizan determinados compuestos químicos que hacen que el proceso sea más agresivo medioambientalmente", mientras que el tipo de celulosa textil que se produciría en Palas "es una opción mucho más respetuosa, ya que en el proceso se usan disolventes orgánicos, como la amina, que es recuperable al 99,5% y que es la que le confiere a la pasta esas características de biodegradable y compostable".

Para quienes consideran que el consumo de agua del complejo será excesivamente alto, "unos 46 millones de litros de agua al día", según los críticos, Bruno Dapena asegura que esa cifra es la máxima autorizada, pero que en realidad el complejo captará mucha menos: "Además no será consumida sino solamente usada, ya que la mayor parte de la utilizada durante el proceso se devolverá al río en un tramo de caudal superior a donde fue captada y en parámetros óptimos de calidad y temperatura".

Ventajas del lyocell

El ingeniero textil Lisardo González Abelleira considera que, esa gran exigencia ambiental con la que nace Gama, es otra de las razones que justifican el proyecto. Para él, el lyocell no solo genera menos compuestos dañinos que otras fibras textiles sino que también "consume menos recursos naturales y, al reducir el uso de químicos, genera menos emisiones contaminantes". En este sentido, subraya que para producir un kilo de algodón "se usan 10.000 litros de agua que van desde su plantación hasta el proceso productivo de la celulosa, mientras que en el lyocell estamos hablando del 10% de esa cantidad en el mismo ciclo".

Lisardo González AbelleiraIngeniero textil
Lisardo González Abelleira Ingeniero textil.

"El lyocell tiene las cualidades del algodón pero producirlo no consume tantos recursos y además es reciclable"

"Greenfiber podría situar a Galicia como un referente en el nuevo modelo de industria sostenible"

Este experto apunta a que la textil es "la segunda industria más contaminante del planeta" y, según subraya, gran parte del problema radica en la dificultad que entraña el reciclado de la ropa, "sobre todo aquella que mezcla distintas fibras como algodón con poliéster, cuya separación resulta muy problemática".

Frente a este hecho, argumenta que el lyocell "es fácilmente reciclable, lo que permite su reaprovechamiento en un 95,5%", según señala el experto, que destaca también el carácter "sostenible, ecológico, confortable y lavable" de este tipo de fibras.

Bruno Dapena resalta, en este sentido, que la segunda fase del proyecto previsto en Palas de Rei incluye la instalación en el complejo de una planta de reciclaje de ropa, que se integraría en el proceso de producción de celulosa, "cerrando así el ciclo de vida del producto".

Unos argumentos con los que también coincide Francisco Méndez, quien considera al algodón como "uno de los mayores desastres medioambientales de la historia de la humanidad".

Con estos argumentos, tanto Francisco Méndez como Lisardo González apuntan a que un complejo como el que pretende construir Greenfiber "podría situar a Galicia como un referente mundial en el modelo de "industria sostenible".

De la misma opinión es Nuria Rodríguez, secretaria general de Lugo Madera, quien destaca que este complejo supondría también "una oportunidad para el sector forestal, que siempre se mostró muy partidario de cerrar ciclos dentro de Galicia, al ser la fórmula más efectiva de poner en valor nuestra principal materia prima, la madera".

Gestión forestal

Con una previsión de utilizar 1,2 millones de metros cúbicos de madera de eucalipto al año, la puesta en marcha del proyecto Gama también plantea dudas sobre cómo influirá en la gestión forestal del territorio. Nuria Rodríguez, cuya asociación agrupa a unas 280 empresas del sector en la provincia de Lugo, esgrime la rigurosidad de la actual legislación, "que regula estrictamente las superficies destinadas a las diferentes especies" y la propia filosofía de este colectivo, "que defiende la diversidad de especies y oportunidades".

undefined
Nuria Rodríguez Arias, Lugo Madera

"El proyecto supone una oportunidad única para cerrar aquí todo el ciclo de la madera"

"No hay riesgo de monocultivo. Desde este colectivo siempre se defendió la diversidad de especies y oportunidades"

La presencia de eucalipto es, precisamente, una de las principales razones por las que Altri decidió ubicar este complejo en Galicia. "El excedente de producción de esta especie hace que mucha de la madera producida aquí se vaya de Galicia para ser transformada en otros países. Lo que nosotros buscamos es realizar aquí esa transformación y además cerrar todo el ciclo, lo que también contribuirá a reducir la huella de CO2", subraya Bruno Dapena.

Para Nuria Rodríguez la utilización de madera certificada en Galicia para la elaboración de esta pasta textil también supondrá una ventaja competitiva para el sector "de cara a un uso más eficiente de los recursos, aprovechamiento forestal y optimización de los procesos". Sobre este aspecto, Bruno Dapena también destaca el trabajo de "investigación en mejora genética y de gestión forestal sostenible", que se realiza desde Altri Forestal, lo que contribuye a una mayor rentabilidad de las explotaciones.

Francisco Méndez también considera que la corta de eucalipto no solo genera ingresos para unas 90.000 familias en Galicia, sino que también defiende este tipo de plantaciones "como grandes reservas para la reducción de CO2".

Creación de empleo

Con relación al empleo que el proyecto Gama generaría en la comarca, Bruno Dapena, hace referencia a esos 500 directos y 2.500 indirectos que maneja la compañía. Francisco Méndez, apunta también hacia los beneficios que "esta generación de empleo tendría sobre una comarca que en los últimos años ha perdido el 23% de su población y que está notablemente envejecida".

undefined
Francisco Méndez Gómez CC.OO. Industria

"La generación de empleo tendrá un gran beneficio sobre una comarca que padece una grave crisis demográfica"

"No debemos poner en peligro un proyecto de industria sostenible y que además aportará riqueza a la Galicia interior"

En este aspecto, todos los expertos coinciden en señalar que para que realmente se logre fijar población en la comarca será necesario que paralelamente se produzca un aumento de servicios que facilite ese asentamiento poblacional.

Conclusiones
"Un proyecto necesario"
Los expertos participantes en ese encuentro consideran que el proyecto de Altri en la comarca de A Ulloa supone "una oportunidad única de situar a Galicia en la vanguardia de un nuevo modelo industrial basado en la sostenibilidad", según afirma Lisardo González, quien invita a eliminar "los fantasmas y los miedos" sobre las viejas celulosas, para mirar hacia proyectos referenciales, "como las pasteras que funcionan en países como Austria o Finlandia o la propia experiencia de Altri con sus plantas de Portugal, por ser un ejemplo de respeto medioambiental e integración en el entorno en el que operan", destaca. De la misma opinión es Francisco Méndez, que ve el proyecto Gama "necesario" para atraer riqueza al interior de Galicia. Nuria Rodríguez también muestra el apoyo del sector forestal al proyecto "por poner en valor nuestra materia prima y por apostar por cerrar en nuestro territorio todo el ciclo de transformación de la madera". Para la representante de Lugo Madera, este tipo de industria también ayudará a una gestión "más eficiente" de los bosques y a "un mayor beneficio para productores".

Alegaciones
Sobre las alegaciones que se han presentado al proyecto, Bruno Dapena explica "que todas serán estudiadas y se les dará respuesta", aunque teme que la mayoría de ellas "carezcan de los criterios técnicos necesarios que puedan comprometer el riguroso estudio medioambiental con el que ha sido desarrollado este proyecto". Lisardo González y Francisco Méndez temen, por su parte, que la contestación social pueda poner en peligro "una oportunidad única de convertir a Galicia en referente de una industria sostenible".

Comentarios