jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

"Os cans tiraron a miña tía ao chan e arrastrárona do pelo uns 3 metros"

Tramo de la Rúa Sabian, en Melide. GSV
Tramo de la Rúa Sabian, en Melide. GSV
El sobrino de la anciana que fue atacada por dos perros en Melide relata el angustioso momento que vivió la mujer de 89 años

"Os dous cans abalanzáronse por detrás sobre a miña tía, tirárona ao chan e arrastrárona do pelo uns tres metros". Así relata Manuel Neira el calvario que vivió su tía Mercedes Crespo, de 89 años de edad, el pasado domingo cuando fue atacada en Melide por dos perros de raza peligrosa.

Era mediodía y la mujer se dirigía hacia su vivienda. "Ela sempre ía por esa zona para atallar. Pese a ser unha persoa de avanzada idade é moi autónoma. Ese día dirixíase a casa para comer cando se atopou coa desgracia. Nin tempo tivo de defenderse", comenta el hombre. Al parecer, la octogenaria ya se había cruzado en alguna ocasión con los dos animales. "A ela non lle gustaban moito os cans, sempre lles tivo bastante respecto, pero o certo é que xa os vira antes e nunca lle fixeron mal", añade.

Soltárona grazas aos ciclistas, senón non sei se o contaría. Agora vai mellor pero téñena que operar máis veces

Los dos perros atacaron a la anciana por la espalda y de improvisto. "Nin tempo tivo a defenderse, foi brutal, ata lle arrancaron mechóns de pelo". "Asustouse tanto que nin se queixou e estivo consciente en todo momento", dice Neira, quien se muestra muy agradecido a los ciclistas que acudieron para auxiliar a la víctima. "Este tipo de cans cando morden non soltan. A muller que os levaba non era capaz de contelos e ata os ciclistas lles meteron a roda da bicicleta na boca e custoulles sacalos de enriba da miña tía. Soltárona grazas a eles, senón non sei se hoxe o contaría".

La octogenaria se recupera ahora de las heridas en el hospital de Santiago y tendrá que ser operada más veces. Pese a todo, su sobrino dice que ella siempre tiene "un sorriso na boca" y sus vecinos le muestran su cariño a la espera de que vuelva a casa. "Non damos atendido o teléfono, é unha muller moi querida", resalta.

"Os cans tiraron a miña tía ao chan e arrastrárona do pelo uns 3...