jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Antas hace hueco a la literatura

Una de las reuniones del club de lectura. XESÚS PONTE
Una de las reuniones del club de lectura. XESÚS PONTE

El club de lectura infantil de la localidad moviliza mensualmente a más de 40 niños, un éxito que implica también a las familias

Móviles, tablets, la nueva de Frozen, el Baby Shark ("doo-doo-doo-doo-doodoo") o el penúltimo youtuber de moda. Es posible que si se viaja en el coche con un niño pequeño, lo que suene se acerque un poco a esto, vestido con clásicos contemporáneos como algún que otro gol de -insertar aquí jugador favorito-. A no ser que uno viva en Antas de Ulla. En la localidad ulloana, y gracias a la excelente labor de Teresa Batán, hay un invitado muy especial que se cuela en las conversaciones familiares: los libros.

La biblioteca municipal ha puesto en marcha un club de lectura infantil desde hace tres cursos y lo cierto es que los resultados difícilmente podrían ser mejores. Batán, responsable del proyecto, se marca metas muy humildes, aunque la realidad demuestra que ha conseguido ir mucho más allá. "Eu con que un dos rapaces que non tiña pensado ler colla un día un libro e estea con el un pouco xa me conformo", cuenta la propia Teresa.

Solo hace falta pasarse por una de las reuniones, que se realizan en la biblioteca una vez al mes, para observar la implicación de todo el grupo, tanto de los niños como de las madres. "Vienen muy contentos, cuando llegan a casa hablan sobre lo que hicieron en la biblioteca. Si toca compartir un libro entre varios porque ha tocado ese mes, preguntan al que lo tiene si ha acabado ya, que quieren leerlo. Se hacen preguntas y los resultados son muy positivos", cuenta una de las madres.

Batán, por su parte, hace todo lo posible para que los niños se sientan cómodos. "Se viñeran obrigados ou sen ganas non valería para nada. Teñen que pasalo ben e desfrutar. De feito, se un mes temos marcada unha lectura e un neno non puido ler, non pasa nada. Non queremos impoñer nada", asegura la responsable.

Por eso busca que las reuniones tengan siempre elementos nuevos y no caigan en la monotonía. A la última de ellas, por ejemplo, acudió una profesora de filosofía de la zona a intentar acercar a los niños algunos conceptos. Otras veces son escritores los que se pasan por la biblioteca. "Intentamos non só que collan un libro e se acheguen á lectura, senon tamén formalos en valores e traballar a diversidade ou a igualdade", cuenta Teresa Batán.

El club de lectura cuenta en este momento con dos grupos. Uno de "prelectura", al que acuden niños hasta los seis años, y otro con niños más mayores, entre siete y doce. "Creamos hai tres cursos o primeiro, e démoslle continuidade co seguinte a medida que os nenos foron medrando. Somos en total máis de 40 nenos, case todo o colexio. A ver se, cando continúe a pasar o tempo, podemos formar un grupo con adolescentes", explica la responsable.

Ana García tiene dos niñas que va al club de lectura ulloano, Ángela, de nueve años, y Esmenia, de siete. "Tengo que reconocer que yo no soy muy lectora. No sé cómo podrían tener el hábito porque en casa no lo ven. Sin embargo, ahora están muy contentas con los libros. Hoy queda muy poco espacio para la imaginación, todo es muy visual con los ordenadores o internet, y leyendo la trabajan", comenta.

Otra Ana, Turrión, cuenta que ella sí es lectora, un hábito que comparte con su hijo Martín. "A mi hijo le gusta leer. Al final lo que ven lo quieren imitar, y al club de lectura va encantado", indica.

Rocío López tiene a sus dos hijos en el club de lectura: Hugo, de ocho años, y Mara, de solo dos. Al igual que pasa en las casas de sus compañeras, la reunión mensual despierta la ilusión de sus hijos. "Es un lujo poder venir", detalla la mujer.

En Antas los niños ya están preparando su próxima reunión. Compartiendo páginas o haciéndose preguntas sobre las obras. Porque entre las tablets, los móviles, los goles o la última de Frozen, las familias guardan varios huecos para la lectura. Al menos, entre una reproducción y otra del Baby Shark. "Doo-doo-doo".

Antas hace hueco a la literatura
Comentarios