jueves. 02.04.2020 |
El tiempo
jueves. 02.04.2020
El tiempo

Archivada la denuncia contra Dalia García por el estado del río Furelos

Dalia García. EP
Dalia García. EP

Una asociación vecinal de Melide alegaba que la regidora permitió el baño en aguas no aptas

La alcaldesa de Melide, Dalia García, ha denunciado la "obsesión" y la "persecución" de la que se siente víctima por parte de la Asociación Cultural y Vecinal de Melide, que inició acciones legales por las condiciones de una playa fluvial de la localidad. 

En una rueda de prensa este sábado, la alcaldesa ha dado cuenta del proceso iniciado por el presidente de la asociación, Diego Rodríguez Otero, en la Fiscalía de A Coruña en 2018, por un delito contra la salud pública y medio ambiente. Según asegura, ahora ha sido archivado. 

Así las cosas, la regidora ha criticado la "obsesión" de la asociación con el gobierno local. A su juicio, ha sufrido una "persecución" con "desprestigios personales continuos".

El colectivo llegó a presentar una causa penal por prevaricación "contra el medio ambiente, así como atentando contra la salud pública". 

Dalia García se ha mostrado crítica con la Asociación Cultural y Vecinal, y ha expresado sus dudas sobre el "objeto cultural o vecinal de esta organización". En este sentido, ha insistido en que, en su opinión, "tiene una finalidad claramente política y no de defensa de los intereses vecinales".

Dalia García se ha mostrado crítica con la Asociación Cultural y Vecinal, y ha expresado sus dudas sobre el "objeto cultural o vecinal de esta organización"

"QUE SE QUITE LA CARETA". La alcaldesa ha asegurado que se trató de "un infructuoso intento de judicalización de un tema sobre el que el gobierno municipal dio cumplida información en el pleno de Melide", con la aportación de un punto en el orden del día en el pleno ordinario "con el fin de mantener informada a la oposición sobre la problemática". 

García ha instado a la asociación a que se "quite la careta de una vez y se constituya como partido político" de modo que "el juego democrático sería mucho más justo y entre iguales". 

Afirmando que tiene "la conciencia muy tranquila", ha censurado el intento de "instrumentalizar un problema medioambiental" y que se haya alarmado "innecesariamente", lo que ha considerado que es "la manera de actuar de los que se esconden bajo siglas vecinales pero que realmente son otra cosa". 

En esta línea, ha insistido en que "judicializar la política no ayuda a resolver los problemas de los vecinos" y que "esta forma de actuar demuestra, una vez más, que en política no todo vale".

Según la alcaldesa, "se encargaron analíticas para cotejar la salud del río" con "resultados positivos" que "autorizaron el baño en 2017"

TRABAJOS EN EL RÍO FURELOS. Como consecuencia de las analíticas realizadas en 2016, que dieron como resultado la calificación de insuficiente de las aguas del Río Furelos, el gobierno local asegura que trabajó con Augas de Galicia en busca de soluciones. 

Esta labor conjunta concluyó que el diseño de la zona de baño "es contrario a la dinámica natural del lecho del río y lesivo contra su cauce natural". Según la alcaldesa, "se encargaron analíticas para cotejar la salud del río" con "resultados positivos" que "autorizaron el baño en 2017". 

García se ha apoyado en el escrito de archivo de diligencias por parte de la Fiscalía que dice que "el resultado del análisis encargado por el Ayuntamiento no permite apreciar elementos indiciarios, no solamente de la posible comisión de un delito contra el medio ambiente, sino también de que la decisión adoptada de la apertura de la zona de baño constituya una resolución injusta, contraria palmariamente al ordenamiento jurídico". 
 

Archivada la denuncia contra Dalia García por el estado del río...
Comentarios