miércoles. 24.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 24.07.2019
El tiempo

"Apareció en el Camino preguntando a peregrinos por la carretera a Carral"

El dueño del bar de Monterroso en el que localizaron a un carralés desaparecido desde el lunes dice que el hombre estaba "muy desorientado" y que era incapaz de explicarse

"La primera vez que lo vi, yo iba en mi coche y lo encontré en el Camino tratando de hacerse entender con unos peregrinos de rasgos orientales", explica el propietario del restaurante Ligonde, un establecimiento ubicado en la parroquia monterrosina del mismo nombre y en el que en la mañana de este martes la Guardia Civil localizó a Salvador Vázquez Méndez, un septuagenario vecino de Carral (A Coruña) que llevaba desaparecido desde la tarde del lunes.

El hostelero no dio demasiada importancia a ese primer encuentro, pero su sorpresa fue mayor cuando apenas una hora después vio entrar al mismo hombre en su establecimiento, pero esta vez acompañado de un vecino de la parroquia, José García García.

"Lo encontró a un kilómetro de aquí. Le pidió que parase el coche y cuando lo hizo, le preguntó por la carretera a Carral. Extrañado por la petición y porque sus explicaciones eran muy confusas, este vecino lo invitó a desayunar aquí", relata el hostelero.

Los dos monterrosinos se comenzaron a interesar por la situación del septuagenario, "pero todo lo que decía nos resultaba confuso. Dijo que había salido en su coche desde Carral hasta Ordes, porque había allí unos trabajadores que lo estaban esperando, pero la historia no tenía sentido. No recordaba estar jubilado, ni donde tenía el coche". "Tampoco sabía decir en dónde había pasado la noche, ni cómo había llegado hasta aquí. Llegamos a pensar si lo habrían raptado en Carral y soltado por esta zona", admite el hostelero, que decidió llamar a la Guardia Civil, cuando ya sospechó de una posible demencia.

A los pocos minutos, en torno a las once de la mañana, los agentes de la Benemérita se personaron en el establecimiento. En todo caso, el operativo de búsqueda por la zona estaba en marcha desde horas antes, ya que algunas de las personas con las que se habría parado el septuagenario ya sospecharon de que podía ser el mismo hombre al que su familia buscaba desde el lunes.

"Al llegar, los agentes lo identificaron y comprobaron que efectivamente era él. Después, se le hizo un primer reconocimiento médico en una ambulancia desplazada hasta el lugar", explica el hostelero.

Posteriormente, el hombre habría sido derivado el centro médico de Monterroso, donde se habría podido reunir con algunos familiares, y posteriormente al Hula.

Salvador Vázquez Méndez salió de su casa en Carral el lunes al volante de un Toyota Avensis de color gris y con matrícula C-7071-BZ. A falta de noticias suyas, su familia denunció su desaparición a las 19.00 horas de ese día.

En un punto del trayecto, el hombre se habría desorientado y acabó perdido en Monterroso, donde gracias a la colaboración ciudadana fue posible su localización. Tampoco recordaba donde había abandonado el coche, que apareció al mediodía en Guntín. El GES de Monterroso participó en la búsqueda del vehículo.

OTRO CASO. Un caso similar a este se produjo el pasado mes de junio. En aquella ocasión fue un vecino de As Pontes quien, al salir de una celebración familiar en Ribadeume, condujo toda la noche su Citroën ZX hasta que se le acabó el combustible. Lo encontraron desorientado en Salamanca, tras quince horas de búsqueda.

"Apareció en el Camino preguntando a peregrinos por la carretera a...
Comentarios