Lugo, enclave estratégico desde el que conocer los grandes tesoros de Galicia

La ciudad de Lugo, punto clave del turismo de interior, está ubicada de tal manera que, en una hora y como mucho a 100 kilómetros los visitantes pueden disfrutar de paraísos como la Ribeira Sacra o A Mariña
Arcos de la playa de As Catedrais. AEP
photo_camera Arcos de la playa de As Catedrais. AEP

La ciudad de Lugo es el destino ideal para los amantes del turismo de interior que busquen hacer una escapada a un destino que ofrezca todas las ventajas de viajar pero lejos de las masificaciones. Además, es la alternativa perfecta para un viaje en familia, con amigos, en solitario o en pareja y el hilo que una un sinfín de experiencias a tiro de piedra.

Cuenta con tres patrimonios de la Humanidad –la Catedral, la Muralla y el Camino Primitivo–, que hacen de ella un atractivo turístico de primera orden dentro del denominado como turismo de interior.

Además, la ciudad de Lugo está situada geográficamente de tal manera que, en una hora y como mucho a 100 kilómetros los visitantes pueden disfrutar de paraísos como la Ribeira Sacra o A Mariña.

Catedral de Lugo. XESÚS PONTE
Catedral de Lugo. XESÚS PONTE

Ribeira Sacra

En el amplio territorio que abarca esta zona, una veintena de municipios de las provincias de Lugo y Ourense, hay una serie de visitas imprecindibles.

Los cañones del Sil y del Miño

Entre las provincias de Lugo y Ourense, a poco más de doscientos metros de altura, se encuentra el tramo final del río Sil. A sus laterales, y a lo largo de más de treinta y cinco kilómetros se levantan dos paredes que en algunas zonas se elevan hasta casi 500 metros en vertical sobre sus aguas. Estas laderas guían al río a través de amplias curvas y meandros, que forman algunos de los rincones más mágicos de toda Galicia.

Cañones del Sil. GUILLE DACAL
Cañones del Sil. GUILLE DACAL


En el suroeste de la provincia de Lugo se encuentra una de las zonas más características del río Miño. Con el paso del tiempo y gracias a la erosión y a los movimientos geológicos, el Miño terminó encajándose considerablemente en esta zona.

Para los amantes del vino: viticultura

Las laderas del Miño y el Sil orientadas as sol se dedican principalmente al cultivo de la vid, alternado con bosques caducifolios y plantaciones de pinos. Se trata de terrenos de fuerte pendiente, en algunos la inclinación ronda el 80%, en los que las cepas se disponen en bancales o terrazas. La complicada orografía no permite el uso de maquinaria y el cuidado de los viñedos y tareas específicas como la poda y la vendimia son completamente manuales. Es la llamada viticultura heroica, con la que el hombre ha modelado el paisaje durante siglos.

Vendimia en el río Sil. EP
Vendimia en el río Sil. EP


Hay más de un centenar de bodegas, la mayoría de carácter familiar, repartidas por todo el territorio, muchas de ellas se abren al público, ofrecen catas y la oportunidad de conocer todo el proceso de elaboración de los vinos. Predomina la uva tinta mencía, pero ganan presencia otras autóctonas como el merenzao, brancellao, caíño o sousón.

Además, algunas empresas ofrecen la posibilidad de ver este emocionante paisaje haciendo un viaje en globo.

Viaje en globo por la Ribeira Sacra. EP
Viaje en globo por la Ribeira Sacra. EP

Monasterios

Los monasterios, así como el resto de patrimonio religioso, son una de las mayores joyas de la Ribeira Sacra. Estas edificaciones religiosas envueltas en espectaculares paisajes, arte e historia, las convierten en lugares mágicos donde surgen todo tipo de leyendas.

Monasterio de San Estevo, en la Ribeira Sacra. AEP
Monasterio de San Estevo, en la Ribeira Sacra. AEP

A Mariña

Este paraíso natural situado en el norte de la provincia lucense y bañado por el Mar Cantábrico ofrece múltiples posibilidades.

Playa de As Catedrais

La particular situación de este enclave, en el municipio de Ribadeo, hizo que este arenal ya tuviese implantado un sistema de control de acceso mucho antes de que se hablase de la pandemia. Miles de visitantes acuden cada año a este espectáculo natural de arcos formados por la acción marítima.

Playa de As Catedrais. JM ÁLVEZ
Playa de As Catedrais. JM ÁLVEZ

A Cova do Rei Cintolo

La Cova do Rei Cintolo. ÁLVEZ
La Cova do Rei Cintolo. ÁLVEZ

A Cova do Rei Cintolo, a 10 minutos del núcleo urbano de Mondoñedo, fue descubierta al mundo científico en 1873, con la publicación de su primer plano. Ahora, gracias a las visitas guiadas que organizan en Mondoñedo, los visitantes pueden descubrir todos los tesoros que esconde este paraíso geológico gallego, el complejo Kárstico más grande de toda la comunidad.

O Fuciño do Porco

O Fuciño do Porco –cuyo nombre oficial es Punta Socastro–, se ubica en la entrada de la ría de Viveiro, en O Vicedo. Este mirador se levanta sobre la playa de Pereira y Arena Grande y esconde el cabo donde se encuentra una ruta impresionante. Discurre por una pasarela peatonal de madera y ofrece un sorprendente paseo entre acantilados que miran al mar Cantábrico. El acceso es libre de septiembre a junio, sin necesidad de reserva previa.

Fuciño do Porco. EP
Fuciño do Porco. EP

La senda costera de Xove, la alternativa perfecta para quienes buscan tranquilidad

Entre la masificación estival de As Catedrais y la de O Fuciño do Porco existe un pequeño oasis litoral en A Mariña: la costa de Xove. Un remanso de paz que desde hace un tiempo puede disfrutarse además a pie –o en bicicleta de montaña– gracias a la creación de una senda oficial con buen piso y una excelente señalización.

Uno de los paisajes de la senda costera de Xove. EP
Uno de los paisajes de la senda costera de Xove. EP