miércoles. 26.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 26.01.2022
El tiempo

EN COLABORACIÓN CON TURISMO ASTURIAS

Disfruta de 'Asturias a lo grande' este otoño

Los Lagos de Covadonga son un destino ideal para cicloturistas. NOÉ BARANDA
Los Lagos de Covadonga son un destino ideal para cicloturistas. NOÉ BARANDA
El otoño es uno de los mejores momentos para recorrer la región y, además, esta temporada quienes elijan el Principado como destino tendrán premio, con actividades de ocio o gastronómicas en función de las noches de alojamiento que reserven

Los encantos de Asturias mantienen todo su esplendor en otoño, una época del año en la que se puede descubrir su paisaje, cultura y gastronomía sin aglomeraciones, lo que convierte el viaje en una experiencia relajante donde prima el bienestar.

Y si las riquezas de esta tierra son motivo de sobra para visitarla, hasta el 21 de diciembre de 2021 hay aún más alicientes: los viajeros pueden adherirse a la campaña Asturias a lo grande en su web oficial (asturiasalogrande.es) y, reservando al menos dos noches en alguno de los 300 alojamientos y 16 agencias de viajes que colaboran, tendrán acceso a un amplio abanico de actividades gratuitas.

Entre la gran variedad de experiencias que se ofrecen, se pueden encontrar: actividades en la naturaleza y de ecoturismo, tanto para aventureros como para quienes simplemente buscan desconectar; opciones de wellness y bienestar, que harán de esta escapada una experiencia de lo más relajante; visitas guiadas y culturales a los puntos más destacados, ya sean sus ciudades, museos o centros de interpretación; o planes gastronómicos para conocer a fondo los productos típicos asturianos, así como sus mejores sidrerías y restaurantes.

¿Cómo funciona Asturias a lo grande?

Basta con reservar un mínimo de dos noches en alguno de los establecimientos o agencias de viajes que participan en esta edición para tener derecho a disfrutar de una actividad, entre las que ofrecen los 140 proveedores de experiencias. Cuanto más larga sea la visita, más ventajas conseguirán, como un menú gastronómico o dos actividades, para tres o más noches de estancia.

Verde Asturias: aventura y desconexión

Encontrarse con la naturaleza es uno de los grandes atractivos de la región, famosa porque el verde de sus montañas se encuentra en muchos puntos a escasa distancia del mar, lo que hace que disfrutar de la playa y el bosque casi a la vez sea posible.

Para los viajeros más activos, existen muchos puntos en Asturias que están entre los favoritos de los ciclistas, como los Lagos de Covadonga, el Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, o la Senda del Oso. También hay quienes se suben sobre dos ruedas para acercarse a conocer alguno de los muchos faros de la costa, como Cabo Busto o Cabo Peñas, entre otros.

Las familias cuentan con excursiones a rutas de senderismo sencillas como el Camín Encantau del valle de Ardisana, en Llanes, donde la diversión consiste en ir encontrando las figuras de la mitología asturiana y conocer sus leyendas. 

Pero en otoño, uno de los parajes que vale la pena descubrir a pie es el Bosque de Peloño, en Ponga. Se trata de un precioso hayedo donde la vegetación es la protagonista y nos permite desconectar durante un recorrido de unos 16 kilómetros mientras, a la vez, conectamos con la historia y la etnografía a cada paso. La serenidad de sus habitantes se contagia al llegar a la vega del Arcenorio, con las vistas de las cabañas de pastores que salpican los pastos para el ganado. Allí podremos conocer la fauna del lugar, como los buitres, los pájaros carpinteros y los arrendajos que habitan el bosque.

Turismo respetuoso y ecológico

Viajar de una manera distinta, que respete la flora y fauna del destino en lugar de deteriorarlo, permite conocer en profundidad Asturias. Quienes defienden el ecoturismo encontrarán en esta tierra múltiples formas de relacionarse con el entorno, aportando un impacto positivo.

Los baños de bosque son una experiencia única en zonas poco explotadas como las Reservas de la Biosfera, como la del río Eo, Oscos y Terras de Burón; el Parque Natural de Redes; el Parque Natural de las Ubiñas-La Mesa o el Parque Natural de Somiedo. En los centros de interpretación conseguiremos toda la información necesaria para recorrerlos, con posibilidad de hacer paseos guiados donde apreciar su riqueza ornitológica o el hábitat de animales emblemáticos como el oso pardo y el lobo.


FOTO 2 Quebrantahuesos

[Actividad de observación del quebrantahuesos. ALFONSO POLVORINOS]

Si preferimos combinar un plan en la naturaleza con aprender sobre alguno de los productos típicos de Asturias, una buena idea es visitar la cuna del queso Gamoneu: Onís, tierra de pastores y el lugar donde se fabrica este delicioso queso, uno de los más apreciados de los Picos de Europa. De la mano de un guía, entenderemos cómo funciona la simbiosis entre los lugareños y la naturaleza que hace posible que este manjar llegue a la mesa.

Un baño de bienestar

Los spas asturianos son el paraíso de la desconexión, el lugar perfecto para los que viajan para descansar y recuperar energía. Si planeamos una escapada para cuidarnos y devolver el bienestar al cuerpo y la mente, encontraremos muchas opciones en la oferta de Asturias a lo grande, con nueve complejos de wellness adscritos.

En el centro de Oviedo/Uviéu, el spa del Hotel Princesa Munia cuenta con un programa de total beauty, donde pasaremos del circuito de hidroterapia a la sauna o el baño turco. Si preferimos Gijón/Xixón, el spa del Hotel Oca Palacio de la Llorea tiene 1.000 metros cuadrados de instalaciones donde relajarse.

Una de las joyas del bienestar en la región es el complejo Las Caldas Villa Termal, con tres siglos de historia, más de 4.000 metros cuadrados de jardines y 800 metros cuadrados de piscinas para desconectar. En cuanto a las familias, suelen elegir para darse un capricho relajante el spa del Hotel Blanco de La Colorada, en Navia.

También son muy populares el circuito de hidroterapia del Hotel La Hacienda de Don Juan, en Llanes; o el spa del Hotel Hostería de Torazo, en Cabranes. Aunque si preferimos estar en la naturaleza, podemos optar por el Hotel La Piconera, en Sardalla (Ribadesella/Ribeseya); o el spa Hotel Artiem Asturias en Quintueles (Villaviciosa), un lujo para los sentidos. 

Más allá del descenso del Sella

Entre las visitas guiadas disponibles en Asturias a lo grande, se pueden escoger lugares fuera de las ciudades principales. No hay que perder la oportunidad de conocer Villaviciosa, capital de la Comarca de la Sidra; conjuntos etnográficos y pueblos de interior, como Cangues D’Onís/Cangas de Onís, Cangas del Narcea y Taramundi; paisajes industriales y enclaves mineros llenos de historia, como Mieres, La Felguera o Laviana; y los bonitos pueblos marineros, como Llanes, Cudillero, Luarca/ L.luarca, Castropol… y, por supuesto, Ribadesella/Ribeseya.


FOTO 3 Ribadesella

[Ribadesella/Ribeseya, desde la Ermita de La Guía. JUAN DE TURY]

Situada en la desembocadura del Sella, origen se su nombre, Ribadesella/Ribeseya es una de las localidades más famosas de Asturias, pues cada año miles de visitantes se acercan al descenso del Sella, su fiesta más popular. Sin embargo, sus calles tienen mucho que ofrecer más allá de eso, y recorrerlas fuera de temporada es un auténtico disfrute. 

Podemos hacerlo de la mano de un guía que nos cuente su historia: del viejo ayuntamiento al paseo marítimo, pasando por sus casas de indianos, la ermita de la Guía o la famosa playa de Santa Catalina. Otra posibilidad es realizar un paseo interpretado por la ría, centrado en la observación de aves.

Los sabores de la tierra: queso, miel y sidra

Las experiencias más interesantes del Principado conjugan sus magníficos paisajes con el descubrimiento de su cultura y de sus gentes, aspecto en el que es imposible dejar de lado uno de sus pilares: la gastronomía asturiana. Por eso, muchas de las actividades de Asturias a lo grande están relacionadas con el buen comer, pero también con conocer de primera mano de dónde vienen todos eso manjares.

En la despensa artesana del Principado tiene un lugar destacado los quesos como el Cabrales, Gamoneu o Afuega'l Pitu, que se elaboran en zonas de pastores donde se pueden visitar algunas cuevas que guardan los secretos de su receta. Como postre, muchas veces se combina con la también muy apreciada miel asturiana, cuyo mundo descubriremos de la mano de los apicultores en Riodeporcos, Ibias.

En este recorrido gourmet no debe faltar la bebida asturiana por excelencia: la sidra. Muchos llagares (así es como se denominan los lugares donde se elabora) están abiertos al público y enseñan el proceso, como por ejemplo el de Sidra Castañón en Quintueles (Villaviciosa). Allí la visita culmina, cómo no, en una degustación de sidra espichada directamente del tonel, para comparar la Sidra Castañón y la sidra DOP Val de Boides.

Si además de aprender sobre los productos asturianos, queremos deleitar al paladar con las recetas de los mejores cocineros de la región, el programa de Asturias a lo grande también incluye la degustación de menús gastronómicos con el distintivo de calidad de Sidrerías de Asturias y Mesas de Asturias (a partir de dos noches de reserva en alguno de los establecimientos asociados).

Viaje al corazón de la minería

Una parte muy importante de la historia de Asturias está relacionada con las cuencas mineras, que forjaron el carácter de muchos de sus habitantes y, aunque hayan cesado su actividad, siguen siendo un elemento distintivo del paisaje.


Foto 4 Ecomuseo

[Ecomuseo Minero del Valle de Samuño. JESÚS ALFARO]

La curiosidad de los visitantes por saber cómo era una mina por dentro se puede saciar en algunos de los museos que existen en la región dedicados a esta temática. Uno de los mejores es el Ecomuseo Minero del Valle Minero de Samuño: en él es posible subirse a un auténtico tren minero de los que transportaban carbón, en un recorrido de dos kilómetros que nos llevará a los pies del Castillete del Pozu San Luis, junto a las instalaciones que utilizaban los trabajadores (la sala de máquinas, la cantina, los vestuarios, la consulta médica…) que parecen detenidas en el tiempo.

Estas son solo algunas de las interesantes experiencias que nos esperan este otoño en Asturias, un lugar donde la naturaleza se da la mano con la cultura y la gastronomía y no relajarse es casi imposible. Consulta detalles de la promoción y reserva tu alojamiento y actividades en asturiasalogrande.es.

Disfruta de 'Asturias a lo grande' este otoño
Comentarios