Descubre Portomarín, parada obligada en el Camino y tierra rica en gastronomía

¿Sabías que en la plaza principal de este municipio de Lugo hay una iglesia que fue trasladada piedra a piedra hasta su ubicación actual? ¿Y que el antiguo pueblo quedó sumergido bajo el río Miño? Para saber más sobre estas y otras curiosidades, prepara las maletas y pon rumbo a Portomarín
La Liberty Bell y el puente de Portomarín. EP
photo_camera La Liberty Bell y el puente de Portomarín. EP

Si estás buscando un lugar para hacer una escapada que te permita desconectar y, al mismo tiempo, tener todos los servicios necesarios cerca, tu destino es Portomarín. Esta pequeña villa se encuentra en el interior de la provincia de Lugo y es uno de los puntos clave del Camino Francés a Compostela.

Pazo del General Paredes. EP
Pazo del General Paredes. EP

Su localización –alejada de los núcleos urbanos–, su gastronomía, su amplia oferta turística y su rico patrimonio hacen de este municipio el lugar ideal para pasar unos días con los tuyos.

Esta villa lucense fue catalogada por la Xunta de Galicia como Municipio Turístico Gallego y declarado Conjunto Histórico-Artístico en el año 1946. Más tarde, al inaugurarse el embalse de Belesar, en 1963, el pueblo quedó sumergido bajo las aguas del río Miño. Por ello, con la intención de ofrecer al visitante un acercamiento al antiguo aspecto de este hermoso pueblo, puede contemplarse a través de las ruinas que el río Miño deja al descubierto cuando su caudal es bajo.

Iglesia de San Nicolás

Es uno de los grandes atractivos del municipio. Fue trasladada piedra a piedra a su actual ubicación al inundarse el antiguo Portomarín en el que se encontraba. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 3 de junio de 1931.

Iglesia de San Nicolás. EP
Iglesia de San Nicolás. EP

Como decíamos, en la década de los 60, se construyó el embalse de Belesar, en Chantada, lo que provocó la inundación de todo el antiguo pueblo de Portomarín, incluyendo cultivos, casas y monumentos. Entre estos últimos se encontraba esta iglesia, conocida en aquella época como Iglesia de San Juan, llamada así por estar situada en este barrio. Cuando el agua empezaba a inundar el pueblo en el que llevaban viviendo toda su vida, intentaron salvar sus pertenencias más valiosas, entre ellas, esta iglesia; para ello enumeraron todas y cada una de las piedras, que formaban esta construcción, y las trasladaron una a una hasta levantar la actual iglesia de San Nicolás, situada en medio de la plaza de Portomarín.

Esta iglesia, puesta en relieve por el Códice Calixtino, fue levantada entre los siglos XII y XIII, y además de ser una de las restauraciones más relevantes de Europa, es uno de los monumentos románicos más importantes del Camino de Santiago, encontrándose a tan solo 92 km de la capital jacobea.

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro. EP
Iglesia de San Pedro. EP

Es uno de los escasos monumentos que se salvó antes de que el pueblo sufriera la anegación por las aguas del embalse de Belesar. Lo que se conserva del antiguo Portomarín es solamente la fachada, de estilo barroco con portada románica fechada en el siglo X. No fue consagrada hasta el siglo XII, sufriendo modificaciones en el siglo XVII. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 8 de febrero de 1946.

Pazo del General Paredes

Recibe también el nombre de Casa del Conde de la Maza o Casa Grande de Arriba. Era el palacio más importante del barrio de San Juan de Portomarín. Se mandó construir en el siglo XVI por el Capitán D. Gregorio de Villar y Castelo, su primer dueño. En un primer momento pertenecía al Ministerio de Agricultura, pero en 2014 el Ayuntamiento decidió comprarlo con el fin de rehabilitarlo para ponerlo al servicio de la vecindad.

Pazo de Berbetoros

Conocido también como Casa de la Marquesa, es uno de los principales referentes históricos junto con la iglesia de San Nicolás y la iglesia de San Pedro. Es uno de los monumentos emblemáticos de Portomarín, trasladado parcialmente a su actual ubicación donde ofrece servicio hotelero. Fue construido en el siglo XVII, en la embocadura del Puente Romano que unía las dos orillas del río y las dos parroquias de Portomarín (San Pedro y San Juan). Del viejo pazo solo fue recuperada la solana, que es el elemento más característico del edificio.

Pazo de Berbetoros. EP
Pazo de Berbetoros. EP

Escalinata y Capilla de las Nieves

Escalinata y Capilla de Las Nieves. EP
Escalinata y Capilla de Las Nieves. EP

Se construyó valiéndose del antiguo puente romano (situado en uno de sus arcos) y sobre uno de esos arcos se construyó una pequeña capilla dedicada a la Virgen de las Nieves, y a la que el pueblo profesaba especial devoción, invocándola para pedir protección contra las desgracias que el río podía acarrear. Según el Códex Calixtinus recibes bendición papal al cruzar por su bóveda, por eso Portomarín es importante para los peregrinos.

Mirador

Al tocar la campana Liberty Bell, los peregrinos, además de anunciar su llegada al pueblo, se "comprometen" a visitar O Fuciño do Porco, en O Vicedo. Desde el mirador podemos encontrar paneles con información acerca de la historia de Portomarín, así como disfrutar de las maravillosas vistas del pueblo.

Mirador de Portomarín. EP
Mirador de Portomarín. EP

Castro de Castromaior

En los alrededores de Portomarín, está el castro de Castromaior. Se sitúa en el Camino Francés, y por ello se considera parada obligatoria cuando se realiza el peregrinaje a Santiago, ya que nos aproxima al conocimiento de nuestro pasado y está muy bien conservado.

Castro de Castromaior. EP
Castro de Castromaior. EP

Gastronomía

Tarta del Camino

Su origen se remonta al año 1914, cuando el abuelo de Ancano, después de haber aprendido el oficio de pastelero en Argentina, retornó a su tierra natal: Galicia. Se caracteriza por llevar una base de oblea y un relleno de almendra, azúcar y huevo.

Aguardiente. EP
Aguardiente. EP

Aguardiente

Cada año y desde hace casi 50 años se le dedica una fiesta cada Domingo de Pascua, a Festa da Augardente.

El evento es un merecido homenaje a los que durante décadas destilaron de forma tradicional este licor, el cual ya se elaboraba en el antiguo asentamiento del pueblo, hoy bajo las aguas embalsadas del río Miño.

Anguilas

En Portomarín es famosa la empanada de anguilas, aunque también hay otras maneras de cocinar este pescado: también se puede preparar frito o en salsa.

Fiestas

Feria

La tradicional feria del municipio se celebra el día 9 de cada mes.

Pulpo á feira. EP
Pulpo á feira. EP

Cristo das Vitorias

Se celebra el primer fin de semana de septiembre. En este evento se ofician misas en honor al santo, tras las que hay una sesión vermú donde se puede disfrutar de la música en compañía de la familia y amigos. A lo largo de todo el día hay diversas atracciones por el pueblo para los más pequeños, así como la actuación de pasacalles. Para finalizar, por la noche se puede disfrutar de las verbenas.

La fiesta del Aguardiente y de la Anguila

Homenajeada desde 1971, año de creación de la Orden de la Alquitara y Fiesta del Aguardiente, una de las primeras fiestas contemporáneas gastronómicas de Galicia, celebrada desde entonces el Domingo de Pascua en la plaza del pueblo. La elaboración del aguardiente nace de la destilación del bagazo de la uva bullo en alquitara, precursora del alambique, típica de la comarca de Portomarín y de alguna que otra zona aislada de Galicia.

Domingos folclóricos. EP
Domingos folclóricos. EP

Domingos folclóricos

Todos los domingos de agosto se celebran los domingos folclóricos, en los que los grupos culturales gallegos descubren a los peregrinos las tradiciones locales, creándose un intercambio cultural.

Fiesta do Ramallo

Se trata de una festividad religiosa que coincide con el día de Santa Isabel, donde el pueblo colabora en la búsqueda de ramallos para adornar el pueblo, así como también lo hacen colocándolos en las ventanas de sus casas.

San Isidro

Se celebra sobre el día 15 de mayo y se realiza siempre un sábado. Primero se hace una misa y luego una comida en el pabellón que se sitúa enfrente de la iglesia de San Nicolás