Un hombre mata a su madre con un chuchillo en Madrid

Una mujer de 60 años ha muerto hoy apuñalada en una vivienda del distrito de Barajas supuestamente a manos de su hijo, de 33 años, que ha sido detenido por la policía, según ha informado un portavoz de la Jefatura Superior de Madrid.

Los hechos han tenido lugar pasadas las tres de la tarde. Los agentes, avisados por un vecino
que llamó a la policía para advertir de los ocurrido, se personaron en el domicilio.

Un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112 informó de que los sanitarios que acudieron al lugar hallaron a la mujer con una herida de unos doce centímetros de profundidad en la espalda, a la altura del tórax. La herida causó una intensa hemorragia a la víctima, que entró en parada cardiorrespiratoria y a los que los sanitarios intentaron sin éxito reanimar durante media hora. En el mismo domicilio, los agentes detuvieron a su hijo, de 33 años.

Se trata de la segunda mujer que muere supuestamente a manos de su hijo en la Comunidad de Madrid en menos de tres semanas, ya que el pasado 26 de julio un hombre de 29 años mató presuntamente a su madre, de 53 años, de un fuerte golpe en la cabeza, en el domicilio familiar, y a continuación, antes de ser detenido, bajó al bar y se pidió dos whiskys.

El supuesto parricida, había perdido su empleo hace dos meses y vivía en la misma finca de la víctima, en concreto en el piso inmediatamente superior, según informó un famniliar.  Según él, ambos habían tomado una cerveza en un bar cercano unas dos horas antes del crimen. En ese momento , lo encontró  "normal", dijo,  antes de añadir que el joven no era agresivo, no tenía pareja y no consumía drogas.

VIOLENCIA EN MADRID
La estadística de homicidios se ha disparado en la región madrileña en los últimos dieciocho días, en los que siete personas han muerto de forma violenta. Así, desde el 25 de julio han muerto dos mujeres a manos de un hijo, otras dos han sido víctimas de la violencia machista, un joven de 17 años ha sido acusado de la muerte de su bebé de cinco meses, un hombre murió acuchillado por su cuñado y un guardia civil acribilló a tiros a su exnovio en un gimnasio.

Los supuestos autores de estos crímenes ya han sido detenidos por la Guardia Civil o el Cuerpo Nacional de Policía. También hay algún caso en el que el autor se suicidó después de cometer el homicidio.

Comentarios