sábado. 17.04.2021 |
El tiempo
sábado. 17.04.2021
El tiempo

Un ritual sexual, la hipótesis de la muerte de una joven en León

Cordón policial en la entrada de la casa de Cembranos donde ha sido hallada muerta la joven de 20 años. J. CASARES (EFE)
Cordón policial en la entrada de la casa de Cembranos donde ha sido hallada muerta la joven de 20 años. J. CASARES (EFE)
El juez decreta prisión para los dos detenidos tras hallar el cuerpo sin vida de una mujer de 20 años

El Juzgado de instrucción número 2 de León, en funciones de guardia, ha decretado este viernes el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de los dos detenidos, un hombre de 55 años y mujer de 21, por su supuesta implicación en la muerte de una joven de 20 años en la localidad de Cembranos, muy próxima a la capital provincial, la noche del pasado miércoles.

Según han informado el Tribunal Superior de Justicia Castilla y León (TSJCyL), los detenidos están siendo investigados por un delito de homicidio mientras las actuaciones han sido declaradas secretas.

Según ha podido saber Efe de fuentes de la investigación, la joven falleció estrangulada después de recibir numerosos golpes.

En el chalé ubicado a las afueras de Cembranos donde sucedieron los hechos se encontraban los dos detenidos, el hombre, miembro de una familia de empresarios de la zona y con antecedentes penales, y una joven, que al igual que la fallecida era de origen latinoamericano y también ejercía la prostitución en locales de alterne próximos a la capital leonesa.

La investigación llevada a cabo por los agentes se ha centrado en determinar si la joven pudo fallecer víctima de algún "ritual o juego de tipo sexual" o simplemente fue agredida por alguna desavenencia que pudiera estar relacionada con un asunto de drogas o de cualquier otra índole.

Los investigadores han constatado que el detenido había conocido recientemente a las dos jóvenes en uno de los locales de alterne donde trabajaban y había iniciado una relación con la víctima.

El cuerpo de la joven fue hallado sobre las 22.15 horas del miércoles en un chalé propiedad del detenido después de que el 112 recibiese una llamada desde la propia vivienda que solicitaba ayuda para una mujer que se encontraba en mal estado.

Al parecer la llamada fue efectuada por la propia víctima en algún momento en el que pudo zafarse de la vigilancia y, aunque no pudo determinar con exactitud su ubicación, las labores de rastreo permitieron dar con la vivienda a las afueras de la localidad, y que habitualmente no está habitada.

Cuando los sanitarios llegaron al lugar solo pudieron constatar que la joven había fallecido aparentemente de forma violenta, por lo que dieron aviso a la Guardia Civil.

Los agentes detuvieron a las dos personas que esos momentos se encontraban en la vivienda, que no pudieron aclarar lo sucedido y dieron explicaciones confusas.

Poco antes de la medianoche el juez acudió al lugar de los hechos para proceder al levantamiento del cadáver, al que el viernes se la practicó la autopsia, si bien su resultado no ha trascendido.

Un ritual sexual, la hipótesis de la muerte de una joven en León