sábado. 17.08.2019 |
El tiempo
sábado. 17.08.2019
El tiempo

Quince adopciones que superan las dificultades

Imagen promocional del programa 'Buscámoste a ti'
Imagen promocional del programa 'Buscámoste a ti'

Mientras la demanda de adopción internacional no deja de crecer año a año en Galicia, decenas de niños gallegos con características especiales permanecen años en instituciones a la espera de un hogar. Para encontrarles una familia a estos menores, en noviembre de 2005 se puso en marcha el programa Buscámoste a ti, que hasta el momento ha tramitado 15 adopciones, si bien aún hay otros 19 niños que esperan una oportunidad.

El objetivo de este plan, impulsado por la Vicepresidencia de la Xunta en colaboración con la asociación Arela, es buscarles una familia a los niños que, por sus circunstancias personales, tienen más dificultades para ser adoptados. Se trata de mayores de ocho años, grupos de hermanos, niños pertenecientes a otras etnias o con alguna discapacidad o enfermedad.

Los "olvidados por la sociedad"
La acogida de menores con necesidades especiales sigue siendo una asignatura pendiente en Galicia, donde cada vez está más de moda la adopción internacional, siendo aún pocos los que optan por menores "olvidados por la sociedad", como los define el presidente de Arela, Ángel Martínez.

Así lo demuestra el hecho de que, de las 216 familias que contactaron con el programa Buscámoste a ti sólo 9 acabaron adoptando, si bien otras 25 están dispuestas a dar el paso cuando haya un niño que responda a su perfil. Entre los pequeños que ya encontraron un hogar hay grupos de dos y de tres hermanos, niños con discapacidades, con problemas de comportamiento, adolescentes y de otras etnias.

Cristina Janeiro y Milagros Lorenzo, responsables del programa impulsado por Arela y apoyado por la Xunta, subrayan que la gente tiene mucho miedo a la edad. "Piensan que un niño de 14 años ya no tiene capacidad para querer tener padres, cuando la necesidad de una familia está siempre ahí", aseguran. Además, luchan contra duras realidades sin mucho sentido, como el hecho de que, mientras que adoptar niños en Etiopía es algo cada vez más habitual, "hay negros de aquí que siguen sin un hogar".

Beneficios
Y es una pena, porque está comprobado que la integración en una familia es sumamente beneficiosa para todos estos niños. Así lo confirman varios casos de menores con retrasos madurativos que, tras ser adoptados, vieron desaparecer un problema que, de seguir en una institución, "se agudizaría".

Con todo, Cristina y Milagros celebran que, al igual que trabajan con niños especiales, tienen la suerte de dar "con padres también muy especiales". Como ejemplo, aquella pareja que llegó a Arela y "pidió al niño con menos posibilidades de adopción y salió con uno que sufría una minusvalía psíquica".

Asesoramiento en todo momento
Los padres que deciden adoptar a un pequeño de Buscámoste a ti cuentan en todo momento con el apoyo de las profesionales del programa, que acompañan a la familia durante un periodo de dos años.

El procedimiento para estas adopciones es similar al que se realiza para las normales. Sin embargo, tras obtener el certificado de idoneidad y serles asignado el menor, los futuros padres adoptivos asisten a unos cursos en los que reciben formación específica sobre las necesidades especiales de su hijo.

Antes de asignar un niño a una familia, Arela conoce de cerca a ambos, aunque las trabajadoras sociales no se presentan directamente al pequeño "porque el plan genera en ellos muchas espectativas y ansiedad".

Quince adopciones que superan las dificultades
Comentarios