viernes. 18.09.2020 |
El tiempo
viernes. 18.09.2020
El tiempo

Tres muertos y seis heridos en el incendio de un bajo en Barcelona

Calle de la Barceloneta en la que se registró el incendio. EFE
Calle de la Barceloneta en la que se registró el incendio. EFE
Seis jóvenes pakistaníes vivían en el habitáculo, de 30 metros cuadrados, con una litera y colchones en el suelo

Tres personas murieron este viernes y seis resultaron heridas, una de ellas en estado crítico, en un incendio registrado en los bajos de un edificio en el barrio barcelonés de la Barceloneta. Los primeros indicios apuntan a que el fuego se pudo haber iniciado al recalentarse el sistema eléctrico, que estaba pinchado. 

Los fallecidos eran tres hombres jóvenes pakistaníes que compartían con otros tres compatriotas un bajo de unos 30 metros cuadrados en el que solo había una litera, de forma que el resto dormían en colchones en el suelo. 

El incendio se declaró poco antes de las seis de la mañana, según informaron los Bomberos de Barcelona. Una persona, en estado crítico, fue reanimada en el lugar y trasladada a la unidad de quemados del hospital Vall d'Hebron, mientras que otras cuatro resultaron heridas leves por inhalación de humo y fueron derivadas al Hospital del Mar. Otra persona sufrió un ataque de ansiedad y fue atendida en el lugar de los hechos. 

Los Mossos d'Esquadra se han hecho cargo de la investigación para esclarecer el origen del fuego, aunque los Bomberos barajan como posible causa el calentamiento del sistema eléctrico de los bajos, que estaba pinchado y no contaba con medidas de seguridad. Además, en el momento en el que se declaró el fuego se estaban cargando varias baterías de motocicletas y de triciclomotores turísticos, colocadas debajo de una cama debido a las reducidas dimensiones del habitáculo. 

Los Bomberos creen que la causa del fuego fue un recalentamiento del sistema eléctrico y constatan que se estaban cargando baterías de 'bici-taxis' turísticos

Cuando los Bomberos de Barcelona llegaron al lugar del siniestro, a las 6.05 horas, se encontraron con un "fuego muy desarrollado y violento, con las llamas saliendo a través de las ventanas y de las rejas". Su virulencia obligó a desalojar temporalmente a los vecinos, que ya han podido regresar a sus viviendas, y a cortar el suministro de gas, que ya ha sido restablecido. El de la luz permanece cortado. 

Hasta el lugar del incendio se desplazaron tres vehículos tanque de los bomberos, y sobre las 7.00 horas el fuego quedó extinguido.

Dos de los fallecidos vendían cervezas o mojitos en la playa y la tercera víctima —igual que el hombre en estado crítico— se dedicaba a llevar a turistas con las características bicicletas eléctricas que se usan para este fin en el litoral barcelonés. 

Los compatriotas de los fallecidos, que intentaron ayudar en la extinción del fuego, explicaron que los tres muertos no lograron salir del piso porque la puerta no conseguía abrirse

 

Dos 'lateros' y un 'bicitaxista': tres vidas apagadas por el fuego
Sarfraz, Abusafian y Mazar eran de Jajokey, localidad cercana a Gujranwala, en la región del Punyab, en Pakistán, los tres víctimas mortales del incendio que ha llevado la tragedia al barrio de la Barceloneta. 

A Sarfraz se le veía día sí y día también pateando la arena de las playas de la Barceloneta ofreciendo mojitos y escondiéndose de la policía. Ha dejado viuda a su esposa y huérfanos a sus hijo e hija, que lo esperaban algún día de vuelta a Pakistán y con los que hablaba cada día por videoconferencia. 

A Abusafian hay que imaginárselo más joven, entre la veintena y la treintena, esquivando toallas y entonando el característico 'cerveza, beer, cola fría, amigo'. 

Mazar pasaba horas dándole a los pedales, intentando convencer a alguno de los pocos turistas que este año circulan por la capital catalana de que se dieran una vuelta en su bici taxi eléctrica. 

Ahora solo cabe cruzar los dedos esperando que no se tenga que sumar en la trágica lista a Qamar, hermano de Mazar y con quemaduras graves, atendido en la unidad de críticos del Hospital Vall d'Hebron. 

Ellos cuatro compartían desde hace unos cuatro o cinco años unos bajos en la Barceloneta, el característico 'quart de casa', junto a Faysal —hermano de Qamar y Mazar— y a Qadeer. 

Por una treintena de metros cuadrados pagaban 700 euros mensuales y se debían conformar con una litera y cuatro colchones tirados en el suelo, un pequeño baño y una pequeña cocina, según explican varios de sus compatriotas, abatidos. 

Tres muertos y seis heridos en el incendio de un bajo en Barcelona
Comentarios