domingo. 16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo

Los médicos del caso Traiber niegan tener vínculos con la empresa

Han declarado los tres primeros doctores, de los 47 imputados, en la pieza separada del juicio Innova, que investiga la presunta venta de prótesis caducadas o defectuosas a cambio de comisiones

Los tres primeros médicos en declarar por el caso Traiber han negado ante el juzgado número 3 de Reus nexos con la marca investigada por el juez por, presuntamente, vender sus prótesis caducadas o defectuosas a cambio de comisiones.

Fuentes próximas al caso han informado a Efe de que los tres médicos citados este martes han coincidido en declarar ante el juez que instruye el caso, que no tienen ninguna vinculación con la empresa Traiber.

El primero en declarar ha sido Enrique Rodríguez, cirujano ortopédico del Hospital Esperit Sant de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) y al salir de los juzgados ha asegurado: "Nunca he puesto ninguna prótesis de Traiber y ni siquiera las conocía".

Josep Giné, jefe del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Joan XXIII de Tarragona, no ha hecho declaraciones a los medios, pero, según fuentes judiciales, su relato ante el juez ha sido muy similar al de Rodríguez. Giné ha relatado que conoce al empresario Luis Márquez, dueño de Traiber, desde mediados de los 90 pero a que a pesar de la insistencia de éste para que comprara sus productos, nunca mantuvo relaciones comerciales con la empresa, según estas fuentes.

El último médico en declarar este martes ante el juez Diego Álvarez de Juan ha sido el expresidente del Colegio de Médicos de Barcelona (entre el 2010-2014) Miquel Vilardell. Con actitud serena, ha explicado a la salida de su declaración ante numerosos medios de comunicación que está "muy tranquilo" porque "nunca he tenido ningún contacto con la empresa ni nadie se puso en contacto conmigo".

El juzgado número 3 de Reus investiga a 60 profesionales del sector sanitario, 47 de ellos médicos, por colocar, presuntamente, prótesis de rodilla, cadera y columna defectuosas o caducadas a cambio de comisiones o regalías como viajes pagados.

Se trata de la pieza separada número cuatro de la instrucción del caso Innova, que investiga un cúmulo de irregularidades cometidas en el seno del grupo de empresas municipales Innova de Reus (Tarragona), la mayoría relacionadas con la sanidad pública.

Las declaraciones proseguirán hasta el 11 de marzo y las siguientes están fijadas para este viernes, con las citaciones de dos neurocirujanos del Hospital Josep Trueta de Girona y de la barcelonesa Clínica Dexeus.

Imputa a los 47 médicos los delitos de prevaricación, malversación, alteración de precios de subastas públicas, blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias, omisión del deber de perseguir delitos, estafa, falsedad documental, corrupción entre particulares y fraude a la administración.

Los médicos del caso Traiber niegan tener vínculos con la empresa
Comentarios