domingo. 05.12.2021 |
El tiempo
domingo. 05.12.2021
El tiempo

El agresor de la mujer embarazada era un indigente con antecedentes

El hombre que tiroteó el jueves en una iglesia de Madrid a dos mujeres, una de las cuales, embarazada, falleció, era un indigente con múltiples antecedentes, que estuvo merodeando en torno al templo todo el día y que llevaba encima una nota de despedida, cuyo contenido no ha trascendido.

Así lo ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid que ha identificado al agresor como Iván Berral Cid, de 34 años, que vivía desde hace meses en la calle.

El agresor, con antecedentes por malos tratos en el ámbito familiar, narcotráfico, resistencia y atentado a la autoridad, lesiones y amenazas, no tenía ningún vínculo ni con la víctima mortal, Rocío P.O., de 36 años, ni con la mujer herida.

Actuó con un arma corta de fogueo manipulada para que pudiera hacer fuego real, que finalmente acabó estallando tras realizar cuatro disparos.

Un testigo de lo ocurrido en esta parroquia del distrito de Ciudad Lineal ha relatado que el hombre llevaba todo el día merodeando por la zona y, como ya ha confirmado la policía, llevaba la pistola escondida en una funda de raqueta de pádel.

Ha asegurado que fue "directamente" hacia su víctima, que estaba sentada delante de él esperando que comenzara la misa de ocho.

Después de disparar a la mujer embarazada, a otra, a la que hirió en el pecho, y al techo, se detuvo "cuatro o cinco metros antes del altar, se arrodilló y, de espaldas al altar y mirando a la calle y a la persona a la que había matado se metió la pistola en la boca y disparó", ha relatado este testigo.

El bebé nació en parada cardiaca, por lo que no se descarta que pueda presentar secuelas neurológicas, pero en su caso sí pudo ser reanimado y trasladado en estado crítico a la residencia sanitaria La Paz, desde donde no se va a informar sobre su estado por expreso deseo de la familia.

El agresor de la mujer embarazada era un indigente con antecedentes
Comentarios