Lunes. 18.12.2017 |
El tiempo
Lunes. 18.12.2017
El tiempo

Detenida por abofetear a una enfermera en Burela

Servicio de Urgencias del Hospital da Costa, en Burela
Servicio de Urgencias del Hospital da Costa, en Burela
La arrestada es una mujer de 24 años que reside en Viveiro y que se habría puesto nerviosa cuando la separaron unos instantes de su hijo

La Guardia Civil detuvo el mediodía de este martes a una mujer de 24 años de edad, vecina del barrio de Cantarrana, en Viveiro, bajo la acusación de haberle propinado dos bofetadas a una joven enfermera que estaba trabajando, la madrugada del domingo al lunes, en el servicio de Urgencias del Hospital da Costa de Burela. Los hechos son constitutivos de un presunto delito de atentado a la autoridad y más específicamente contra el personal sanitario en el ejercicio de sus funciones.

Al parecer, la joven madre se alteró visiblemente al ver a su hijo enfermo. Al notarla nerviosa, el personal de enfermería le recomendó que se quedase fuera esperando mientras le practicaban unas pruebas médicas al niño -no se han podido especificar los análisis que le efectuaban pero probablemente fuesen de sangre, entre otros-. Se cree que los llantos del menor alarmaron a la joven madre, por lo que cuando la enfermera salió del box para informarla de la situación, al parecer la usuaria le habría propinado un par de tortazos.

La Guardia Civil puso a la joven a disposición del juzgado 2 de Viveiro por un presunto delito de atentado a la autoridad

Desde el centro hospitalario avisaron de lo sucedido a las autoridades y se presentaron en el lugar unos agentes de la Guardia Civil para intermediar y calmar los ánimos. Hubo que presentar denuncia por las lesiones sufridas por la enfermera mientras desempeñaba su labor habitual, al ser agredida en su lugar de trabajo. También se adjuntó a la denuncia un parte de lesiones.

La misma noche de los hechos -en torno a las doce menos cinco- se le comunicó a la supuesta agresora que estaba siendo investigada por un presunto delito de atentado contra la autoridad.

Apenas unas horas más tarde, hacia la una del mediodía del martes, la acusada fue detenida y puesta a disposición del juzgado de instancia e instrucción número 2 de Viveiro. Posteriormente fue puesta en libertad con cargos, aunque desde el Tribunal Superior de Xustiza de Galiza este martes no pudieron corroborarlo. Desde el Sergas no realizaron ningún tipo de comentario al respecto porque están obligados además a no hacerlo, al mediar una denuncia y encargarse ya el sistema judicial de tomar medidas.

SILENCIO. Fuentes consultadas, próximas al Hospital da Costa, aseguran que el hecho apenas trascendió: "Se guardó todo celosamente". Al parecer, la agredida es una joven que no está adscrita al centro, sino que pertenece al personal laboral, a un grupo de pool o correturnos, es decir, facultativos que van rotando en función de las necesidades: un día pueden estar en planta y otro en urgencias.

En 2016, 244 profesionales del Sergas fueron agredidos. El 64% lo fueron verbalmente y otras lesiones fueron de carácter leve.

Detenida por abofetear a una enfermera en Burela