sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Vecinos y policías piden cámaras para luchar contra el vandalismo en Ribadeo

Un vecino que reclamó protección contra las pintadas y el hedor del ascensor panorámico
Un vecino que reclamó protección contra las pintadas y el hedor del ascensor panorámico
Los agentes abren y cierran el ascensor panorámico y advierten de su hedor y de las pintadas. El alcalde recuerda que la Xunta le retiró una ayuda concedida para instalar videovigilancia

Son cada vez más los agentes de la Policía Municipal ribadense y los vecinos de la localidad que solicitan la instalación de cámaras en determinados lugares de la villa, para evitar el vandalismo que sufren edificios, mobiliario urbano y recursos turísticos de la zona, como el ascensor panorámico del puerto. El regidor, Fernando Suárez, recuerda que hace casi cuatro años la Xunta le concedió al ente local alrededor de 18.000 euros -una parte la aportaría el Concello- para colocar sistemas de videovigilancia en el polígono industrial. Sin embargo, poco después, le denegó la subvención.

"Un departamento da Xunta déranola e outro distinto retirounos a aportación alegando que chocaba coa legalidade vixente", matiza el alcalde, que entiende la petición vecinal, porque también le disgusta la falta de respeto hacia el patrimonio. Los policías abren y cierran el elevador, que conecta el puerto con el mirador de la atalaya, y advierten de que siguen apareciendo pintadas y de que continúa despidiendo un hedor a orina. La imagen resulta "deplorable", aseguran, sobre todo para los turistas que visitaron la villa en Semana Santa y en el Puente del 1 de Mayo.

El PP ribadense llegó a pedir el cierre del ascensor para evitar, también, los gastos que supone, pero el Concello advierte de que contribuye a la accesibilidad y de que es además un recurso turístico. El coste anual ronda los 6.700 euros: 1.800 de mantenimiento; 360, de limpieza y 4.450, de luz.

El pasado verano, la extinta formación ribadense de Compromiso por Galicia se hacía eco de la demanda de un grupo de transportistas -la mayoría, trabajan para Ence- que pedían la instalación de cámaras en el párking cedido al Concello, a la entrada de Ribadeo, al lado de la glorieta de O Xardín. La demanda venía motivada por un robo puntual que sufrió un camionero. Entonces, el ente local volvió a tramitar la solicitud ante la Xunta pero el edil de obras, Vicente Castro, ya advirtió entonces del conflicto que existía entre las leyes vigentes.

Navia, por ejemplo, es la única localidad del Occidente de Asturias con más de seis cámaras instaladas en las calles, desde 2011, que les han ayudado a esclarecer varios delitos de vandalismo.

Vecinos y policías piden cámaras para luchar contra el vandalismo...
Comentarios