martes. 19.10.2021 |
El tiempo
martes. 19.10.2021
El tiempo

Una gallega, as del póquer en Monte-Carlo

María Maceiras ha obtenido la 15ª posición en el torneo de póquer más prestigioso de Monte-Carlo,The One, donde han participado 221 jugadores de todo el mundo y se han disputado un millón de euros en premios. La jugadora gallega ha sido, además, la mejor clasificada de entre los españoles participantes, tanto de hombres como de mujeres, consiguiendo por ello una recompensa de 14.000 euros.

La coruñesa, aunque contenta con el resultado obtenido,se siente ligeramente decepcionada: "Lógicamente me hubiese gustado quedar la primera, espero que en el próximo torneo pueda estar más cerquita de la primera posición".

Maceiras, publicista de profesión y natural de Miño, fue la primera mujer en ganar una prueba del campeonato de España de Póquer, en el año 2007. Empezó practicando la variedad de cinco cartas y, posteriormente, su padre le enseñó a jugar al póquer cubierto. Aunque fue hace unos cinco años cuando descubrió la modalidad Texas Hold'em, versión más extendida del póquer. "Empecé a jugar a través de internet contra gente de todo el mundo y me enamoré de esta modalidad, comencé a estudiar y a practicar cada vez más, hasta hoy'', declara la gallega.

A pesar de que en la mayoría de los casos el póquer se considera un juego "de hombres", Maceiras cuenta que se trata de una competición donde cada vez las mujeres se ven más representadas. "Puede que en España sea un poco más de hombres porque aquí aún no ha habido el boom necesario, pero en países como EE UU, Alemania o los países nórdicos el juego es mayoritariamente mixto".

La jugadora no se ha encontrado con ninguna actitud machista dentro de los torneos, sino más bien todo lo contrario. "Una mujer siempre transmite buena imagen para el juego y la situación se va normalizando poco a poco", relata la coruñesa, que concluye afirmando que con ello "se va quitando esa idea preconcebida de que sólo se juega en tugurios y con mafiosos".

A la hora de elegir rivales para un juego cara a cara, la gallega lo tiene claro: "Cuando son novatos, y aún están aprendiendo, prefiero competir contra una mujer. De primeras el hombre, no sé si porque gestiona mejor la testosterona -en tono bromista-, es mejor". Aunque señala que cuando los dos están al mismo nivel pueden ser igual de peligrosos.

Su jugador de referencia por antonomasía es el americano Phil Evay, visto por muchos  como el Tiger Woods de esta disciplina. Maceiras le considera un genio, "lee el alma, impone, parece que la cara de póquer se inventó por él. Si tuviera que parecerme a alguien sin duda sería a él".

Maceiras, que es bisnieta, nieta e hija de jugadores de póquer, ha escalado con este nuevo premio un paso más en su carrera hacia el éxito y pretende llegar, todavía más lejos: "El póquer apareció de repente y me gusta tanto o más que mi profesión" y piensa aprovecharlo.

Una gallega, as del póquer en Monte-Carlo
Comentarios