Viernes. 16.11.2018 |
El tiempo
Viernes. 16.11.2018
El tiempo

Ángel Carreira: "Tuve tras la Primavera Árabe un síndrome de abstinencia"

Ángel Carreira. MARÍA VILLANUEVA
Ángel Carreira. MARÍA VILLANUEVA

De cumpleños está el comunicador lucense tras sumar diez temporadas como conductor de los informativos de Antena 3, de manera no continuada

Su comienzo en el periodismo fue a una edad temprana, ¿cómo lo recuerda?
Muy divertido. Empecé haciendo cosas en el colegio con los programas de radio escolar y luego en el instituto con la típica revista en la que escribía artículos. En 1996 tuve la oportunidad de entrar en la televisión local de Lugo. Es un medio que me apasionaba y lo estaba conociendo en esos momentos y, como me dejaban hacer de todo, lo disfruté muchísimo. Esto es lo que me ayudó a decidirme a que yo de verdad quería profesionalmente dedicarme a esto. Desde entonces, no me he apartado de los medios de comunicación.

Fue enviado especial en la Primavera Árabe y en la crisis económica griega en 2015. ¿Cambió su visión personal sobre estos países?
Sí. Totalmente, porque eran países que no conocía y de los que tenía una idea realmente superficial por lo que veía a través de los medios y agencias de noticias. El poder estar allí y vivirlo es lo que me hizo cambiar de opinión y tener una visión más profunda de la realidad que sucedía en estas zonas

¿Cómo le afectó personalmente?
De muchas maneras. Las coberturas internacionales me crearon cierta dependencia porque había mucha adrenalina. Cuando se es enviado especial, la noticia se vive a tope desde que te levantas hasta que te acuestas porque estás en un acontecimiento extraordinario y eres, digamos, los ojos, voz y cara de Antena 3 en el lugar de la noticia. Cuando regresé tenía el síndrome de abstinencia, me faltaba esa adrenalina que viví durante tanto tiempo.

De los lugares a los que ha acudido como enviado especial,¿cuál es el que más le ha marcado?
La Primavera Árabe me marcó mucho porque coincidieron varios factores, mi primera gran experiencia periodística y al mismo tiempo porque fue un tema de mucho impacto internacional.

Este año cumple diez años desde que empezó a presentar los informativos en Antena 3, de manera no continuada ¿Cómo vive cada informativo que da?
Los vivo como una aventura a diario, sobre todo porque estoy al frente de un informativo que dura tres horas, que está en permanentemente cambio, actualizando la información y conectando en directo con los puntos del día que van a ser noticia. Es una etapa fascinante y que tengo la suerte de poder vivir en Antena 3.

Visita obligada a Lugo este verano porque allí está mi familia y segundo porque me hace falta

Este verano ha cosechado franjas horarias como líder de audiencia junto a Angie Rigueiro ¿Cómo reciben esta noticia?
Con mucha alegría. Saber que, del otro lado, el público te está viendo y te elige como medio para informarse, me llena de satisfacción y da sentido a mi trabajo. Eso sí, a veces fluctúa, porque de repente una semana la audiencia va muy bien y a la otra no va tan bien. No pasa nada, este negocio es así y un día el espectador elige una cadena y al siguiente, otra.

¿A qué hora se levanta y cuándo descansa si el informativo es a las seis de la madrugada?
Entro a trabajar a las tres de la mañana; entonces me levanto sobre las dos o, realmente, no me acuesto porque es un turno muy complicado de llevar. Depende del día, consigo descansar antes de ir a trabajar y si no, al menos una pequeña siesta. Siempre es una lucha contra el sueño.

¿Cómo es su rutina a partir de las nueve de la mañana, cuando acaba los informativos?
Dedico mucho tiempo a descansar, lo que pasa es que no siempre lo consigo porque dormir de día me resulta complicado. Entonces, cuando llego a casa después del trabajo hago una pequeña siesta para luego ir al gimnasio, comer y hacer las cosas del día.

¿Ha tenido que renunciar al acento gallego en el medio en el que trabaja?
No, nunca he tenido problema con mi acento.

¿Comparte que se tenga que renunciar al acento en los medios de comunicación?
Para mí, el acento no es importante; al revés, cada persona tiene su acento y no debería tener que ocultar su procedencia en los medios. Pero si el acento impide que la noticia llegue a un público generalista, se tendrá que hacer un determinado esfuerzo en matices para que no se pierda el sentido de la comunicación.

¿Cómo se encuentra el periodismo hoy día?
El periodismo está viviendo una época de cambios, una etapa de transición. El periodista y los medios se deben adaptar a la realidad ya que las redes sociales lo están cambiado todo. Hoy en día, el periodista debe estar alerta permanente para poder discernir lo que es realidad o no.

¿Qué recomendaciones das a los futuros profesionales de la comunicación?
Que sean muy curiosos y que cuando tengan una información, no se queden en la superficie con el primer tuit o primer titular o teletipo, sino que intenten cuestionarse y contrastar con otras informaciones para que puedan ir más allá.

¿Regresa a Lugo este verano?
Por supuesto, visita obligada porque allí está mi familia y segundo porque me hace falta.

¿Qué otras facetas tiene, además de la de periodista y formador en los cursos de Atresmedia?
A muchos les llama la atención, pero me gusta mucho el bricolaje. Para mí es un hobby increíble, me relajo muchísimo mientras arreglo un enchufe, una lámpara o cambio unos cables que se han estropeado. También, me gusta mucho la informática y los sistemas operativos de los móviles.

Ángel Carreira: "Tuve tras la Primavera Árabe un síndrome de...
Comentarios