domingo. 29.03.2020 |
El tiempo
domingo. 29.03.2020
El tiempo

Gallegos en Italia: "Só saímos por traballo ou urxencia"

Inma, Adrián, Ana, José Luis y Carla son cinco gallegos a los que la epidemia les ha pillado de lleno en Italia. Muchos se encuentran en la 'zona roja', al norte del país, donde hay mayor número de contagios, si bien las restricciones afectan ahora a toda Italia para tratar de contener las infecciones

Intentan mantener la calma, pero tras el nuevo decreto del gobierno italiano se encuentran aislados en la denominada "zona roja". Los gallegos que viven o estudian al norte Italia se están enfrentando a una situación excepcional que jamás imaginaron que vivirían.

Inma Moretti. EPInma Moretti: "Somos conscientes da gravidade, hai medo a que a sanidade colapse"

Inma Moretti residió en Paradela hasta los 17 años, cuando se fue al norte de Italia, en concreto a Varesse —cerca de Milán— donde ahora vive con su familia. Se encuentra en la zona roja y admite que la situación es "complicada". "Só podemos saír da casa por traballo ou por unha urxencia. Hai controis da policía e enfrontámonos a multas se non cumprimos as restriccións", indica la mujer.

"O panorama cambiou. Antes saiamos á rúa e faciamos máis ou menos vida normal, agora non. Os axentes párante, pregúntanche a onde vas e pídenche xustificantes. A cousa é seria", recalca la mujer, que añade que "a actividade está paralizada. Meus fillos non teñen colexio, moitas tendas teñen un horario moi limitado e algúns restaurantes optaron por pechar porque non hai clientes".

Moreti indica que el sentir general de la población es que las medidas del Gobierno eran necesarias. "Somos conscientes de que estamos nunha situación de gravidade. Se seguen aumentando os contaxiados podemos chegar a un extremo en que o sistema sanitario colapse e os médicos teñan que decidir a quen atender".

Adrián Castro. EPAdrián Castro: "Teatros, cines e ximnasios pecharon e entramos nos súper por grupos"

El lucense Adrián Castro lleva medio año en Nápoles como becado Erasmus. La crisis del coronavirus le ha pillado en el país, aunque no en la zona roja, y admite que la situación ha cambiado radicalmente tras las últimas restricciones. "Desde o domingo a situación cambiou completamente. Parece que a xente cambiou o chip e é máis consciente da gravidade", comenta este estudiante, que indica que principalmente los cambios se han notado en las calles.

"Antes había máis ou menos a mesma xente, agora podo dicir que o ambiente se reduciu un 70%. Teatros, cines, ximnasios e discotecas pecharon e nalgúns súper hai restriccións e temos que entrar por grupos".

El joven asegura que los ciudadanos son más conscientes de lo que implica la epidemia. "Aínda que non estamos aillados sentimos a obriga social de permanecer na casa, non por medo ao virus, senón por responsabilidade e respeto aos demais".

Carla Rey. EPAna Bouza: "Hay incertidumbre, pero me siento segura y nunca pensé en marcharme"

Ana Bouza, natural de As Pontes, lleva casi ocho años viviendo en Milán, donde es responsable de un estudio de arquitectura y de diseño. Y, pese a que reconoce que se "creó mucho alarmismo" sobre la situación que atraviesa Italia, asegura que en la zona roja viven "con más tranquilidad que lo que llega ahí".

"La situación no es normal, y se ve menos gente por la calle. Los colegios llevan días cerrados y muchos trabajamos desde casa para evitar el medio de transporte, pero la ciudad no está desierta", explica, mientras afirma: "Hay incertidumbre, pero me siento segura porque hay mucha información y una sanidad de primer nivel. Nunca pensé en marcharme".

"Desde ayer tenemos restringida la movilidad dentro de la región de Lombardía, pero no lo siento como una cárcel, al contrario, las medidas me dan mucha tranquilidad porque lo que se hace es tratar de contener el virus y que no se colapsen los hospitales, que es lo que no quieren", dice.

Este fin de semana también se cerraron cines, teatros o discotecas "para evitar aglomeraciones". "Los restaurantes y los bares no, pero están empezando a restringir horario, y nos podemos mover libremente a la compra, a la farmacia... Ya no hay tanta paranoia con la mascarilla. Eso se perdió. Pero todos guardamos un poco de distancia", explica.

José Luis Pérez y Carla Rey. EPJosé Luis Pérez y Carla Rey: "Las clases las tenemos online. No sabemos qué pasará con el curso"

José Luis Pérez y Carla Rey, estudiantes de la Uvigo de Erasmus en Italia, permanecen estos días en casa, con las clases suspendidas y sin poder salir de la zona roja. En concreto, se encuentran en Reggio Emilia, una de las zonas aisladas. "Acabamos de llegar del súper y las clases las tenemos online", dice José, que añade que, pese a mantener la calma, sí han preguntado en la Embajada española por la posibilidad de volver a casa.

"Nos dicen que que podemos salir, pero que tendríamos que hacerlo desde un aeropuerto fuera de la zona roja y, para eso, tendrían que dejarnos salir de la cuarentena y no sabemos cómo, así que la información tampoco fue muy clara", cuenta.

Aún así, de momento no se plantean abandonar Italia. "Tenemos pensado quedarnos hasta final de curso a no ser que nos manden volver", apunta Carla, que reconoce ciertos nervios en su familia. Lo que sí les preocupa a los jóvenes es "qué ocurrirá con el curso". "Otras universidades ofrecían la posibilidad de renunciar al Erasmus y quedarse cursando las asignaturas correspondientes en la facultad de origen. La UVigo nos dice que podemos renunciar, pero no nos ofrece incorporarnos al curso en Galicia", explican.

Gallegos en Italia: "Só saímos por traballo ou urxencia"
Comentarios