Sábado. 25.05.2019 |
El tiempo
Sábado. 25.05.2019
El tiempo

Sexo oral: masterclass

¿Cómo le dices a alguien, de una manera mínimamente digna, que no te gusta cómo te está haciendo un cunnilingus?

CONOCES A ALGUIEN con el que crees tener química, os vais a la cama y descubres que... ¡es horrible en cuanto a introducir su lengua para acariciar tu templo sagrado! ¿Es posible tener mucha atracción con alguien y que luego sea un auténtico inútil en cuestión de sexo oral? ¿Esa relación ya no tiene futuro? ¿Se puede remontar?

MASTERCLASSCapturaMuchas veces te puedes encontrar con situaciones en las que no sabes muy bien cómo reaccionar. No es fácil decirle "me estás haciendo fatal el cunnilingus", por ejemplo, pero peor es que esa persona sea tu pareja de muchos años y no sepas cómo pedirle que mejore. Si ese caballero o fémina, lamentablemente, no es nada habilidoso con algo que para ti es muy importante, no debes guardarte esa información. Ser lo más clara y sincera posible sería ideal, así que coméntale tus gustos y preferencias, dale pie a que él te cuente si lo hace solo por complacerte y no le gusta, o si le gustaría aprender y mejorar.

FRUSTRACIONES RAZONABLES. Tal vez el sexo en sí no haya sido tan malo. En una relación esporádica, esa primera vez con alguien, se tienen nervios, poca confianza. Si hay complicidad y comunicación es bueno darse una segunda oportunidad. A veces una mala experiencia sexual no significa que dos personas no puedan congeniar en ese terreno más adelante, sobre todo hay que saber pedir cómo deben de hacértelo mejor e investigar juntos. Pero hay algunas cosas que no se deben hacer: tocar con brusquedad, dar golpecitos sobre el clítoris como si fuera un tambor, intentar sin éxito la penetración con la lengua, mordisquear o chupar, ser agresivo o muy bruto, frotar como si estuvieras prendiendo fuego con una cerilla, no encontrar el punto G ni interesarse si lo estás consiguiendo, no preguntar después de la experiencia si ha gustado... son algunas de las innumerables quejas de las mujeres que cuentan lo que les sucede con el sexo oral ejecutado por sus parejas, ya sean pasajeras o estables.

La falta de juegos preliminares, moverse bruscamente, besar como si los morros fueran una metralleta lanzando balas a discreción, meter la lengua hasta la glotis o no tener ni idea de cómo se quita un sujetador le baja la libido a cualquiera y te quitan las ganas de repetir. Es que hay hombres que por muy maduros que se crean, o mucha experiencia digan tener, no tienen ni idea de qué va eso de seducir en la cama o dar placer a una dama.

¿SINCERARSE SIEMPRE? Nadie nace aprendido y muchas veces las cosas que a ti te pueden poner a cien, no siempre se corresponden con las que les han gustado a las anteriores parejas de tu pareja, así que actualízalo, ofrécele una masterclass sobre cómo funciona tu pedazo de cuerpo.

La comunicación entre las sábanas es muy importante. Si no te entiendes entre ellas es difícil que lo hagas fuera de ellas: curiosamente, guarda un cierto paralelismo. Si finges lo único que conseguirás es que él se sienta un macho engrandecido. Aunque no tengas pensado repetir con esa persona tampoco estaría mal que se lo dijeras, puede aprender de esa experiencia contigo y mejorar para el futuro.

EL CUNNINLINGUS 'IDEAL'. No hay técnicas infalibles para convertirse en el perfecto ‘ejecutor del sexo oral’. Estos serían algunos pasos a seguir para mejorar el sexo oral:

-El clítoris es tu mejor amigo. Aprender a interpretar los movimientos de ella es importante para el que ejecuta esta práctica. Si te retira la cabeza de entre sus piernas es que no le gusta; si te la aprieta, aunque sea sin querer, es que sí. Su propio cuerpo ya te indicará el camino correcto. ¡El clítoris tiene que ser tu aliado! Dile que te guíe y no dudes en hacer preguntas: aunque tú no puedas hablar mucho, ella sí. Si lo que te da reparo es el tema de la higiene o el olor, existen trozos de látex para poner en esa zona, además de usar lubricantes de olores y sabores.

-Mueve la lengua rápido o lento, pero con suavidad. Abrir con tus dedos los labios puede ayudar a despejar mejor la zona y a jugar más delicadamente.

-Masturba con los dedos. Usar los dedos anular y corazón dentro de la vagina como encogiéndolos y estirándolos, a la vez que se utiliza la lengua en las partes anteriormente comentadas, ayuda a llegar al clímax mejor y más rapido.

-Mantén el ritmo, ya que una mujer no alcanza el orgasmo si la estimulación es intermitente. Una buena frecuencia, delicadeza con los toques y buenos movimientos ponen a mil y a dos mil.

-Busca la postura adecuada. Para tener un orgasmo hay que estar bien colocado desde el principio. Escoged una postura donde los dos os sintáis súper cómodos.

-No escupas. Algunas escenas de cine porno incluyen este tipo de guarrada, que utilizan para lubricar, ¡cuidado con eso! Sabemos que la boca posee muchas más bacterias que ninguna otra parte del cuerpo (junto con el ano). Si no está lo suficientemente lubricada usad geles especiales, porque estos no alterarán el ph de la vagina.

-Divertíos. Probad a explorar con sabores como chocolate derretido, crema de chantillí y aceites, etc. Usar hielo o la raíz del jengibre para rodear el clítoris, y para dilatar la vagina utilizad aceites, además de realizar masajes alrededor, junto con caramelos mentolados que se repasen por los labios internos, que proporcionaran una sensación increíble. Cuidado con dejar residuos o con que se introduzcan esas sustancia en el interior de la vagina. Y, sobre todo, haced las cosas con humor y para sentir, ponedles más amor.

Sexo oral: masterclass
Comentarios