Retrasan el lanzamiento de los primeros satélites de Galileo

El lanzamiento de un cohete Soyuz con los dos primeros satélites del sistema de navegación Galileo fue aplazado este jueves al menos 24 horas, informó la Agencia Espacial Europea (ESA).

Se trata de una cancelación de última hora decidida por los responsables de Soyuz, después de que en la reunión técnica previa organizada esta misma madrugada en la base de lanzamientos de Kurú, en la Guayana francesa, se hubiera aprobado el lanzamiento a las 10.34 GMT.

La puesta en órbita de los OIV, los dos primeros satélites de los 30 que completarán la constelación que competirá con el GPS estadounidense a partir de 2014, servirá para "transformar un sueño en un proyecto político, económico y científico", declaró en Kurú el vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Antonio Tajani.

Se trata de un ambicioso proyecto que ha requerido más de una década de desarrollo, en el que Bruselas ha invertido ya más de 5.000 millones de euros, y que cuenta con añadir otros 1.000 millones de euros anuales entre 2014 y 2020, cuando los 30 satélites del sistema estarán en funcionamiento.

El proyecto Galileo "demuestra que (en Europa) tenemos la capacidad de comprometernos con la economía real", puesto que tendrá un retorno de 90.000 millones de euros en dos décadas gracias a la actividad que generará, destacó Tajani, quien aseguró que el espacio forma parte de "la tercera revolución industrial".

La otra novedad es la incorporación de Soyuz a la gama de lanzaderas que oferta el consorcio Arianespace, lo que permitirá a Europa contar con naves para cargas pequeñas, medianas y grandes.

El esfuerzo de capital económico y humano que requieren Galileo y el lanzamiento del Soyuz desde una base europea se justifican porque "el espacio no es un lujo" sino "la condición fundamental para la competitividad", en palabras del ministro francés de Investigación, Laurent Wauquiez.

Comentarios