El restaurante FAMIGLIA RANA entra en la selección de la Guía MICHELIN 2022

Famiglia Rana

El restaurante Famiglia Rana entra oficialmente en la prestigiosa Guía MICHELIN 2022, referencia mundial para la restauración de excelencia. Un extraordinario logro obtenido a tan solo un año de la reapertura del restaurante, tras la pausa forzada a raíz de la situación pandémica.

Famiglia Rana no es solo el nombre de un restaurante, sino un proyecto culinario que vio la luz gracias a Gian Luca Rana (director ejecutivo del Grupo Rana) y este reconocimiento es una celebración de su éxito.

La idea ganadora de Gian Luca Rana consistió en crear un local experiencial que permitiera viajar a través de la pasión y el conocimiento de mundos y culturas lejanas.

Para realizarla, Gian Luca Rana quiso a su lado al chef Giuseppe D'Aquino, que supo interpretar excelentemente su idea de cocina ecléctica y de calidad. "Cuando encontré por primera vez a Giuseppe D'Aquino –explica el empresario– ya tenía mi idea de restaurante, mi propia receta, e y Giuseppe tenía los ingredientes adecuados para conseguirlo. Es así que me encomendé a Giuseppe, del cual no solo aprecio la cocina, sino también su eclecticismo y alegría".

Calidad y excelencia en la mesa

Naturalmente, cuando hablamos de un restaurante con un proyecto guiado por un hombre tan obsesionado por la calidad como Gian Luca Rana, los platos han de ser cuanto menos excepcionales, ciertamente de altísimo nivel en el panorama de la cocina italiana e incluso internacional.

El mismo propietario afirma que concibe este proyecto como un verdadero reto, que más que un mero restaurante es para él un espacio donde compartir experiencias y dar vida a nuevas ideas, y que la excelencia es un pilar fundamental de la visión que alberga para el Famiglia Rana.

Acompañado por el chef Giuseppe D'Aquino, Gian Luca Rana presenta una propuesta que va de la mano con la excelencia y la calidad que solo se obtienen con la unión del talento, la experiencia y el conocimiento. Según la concepción del empresario, en su restaurante todo funciona como en un laboratorio, donde nacen iniciativas que luego se convierten en recetas. Su objetivo es el de estimular y satisfacer todos los sentidos, comenzando naturalmente por el del gusto.

Propuesta gastronómica

La propuesta gastronómica de este proyecto es ecléctica y refinada.

Son dos las almas del restaurante, y a ellas se dedican diferentes espacios y momentos. El bistró, abierto de martes a viernes durante el almuerzo, ofrece un menú refinado y a la vez informal, compuesto por recetas elaboradas con creatividad y maestría.

El restaurante, en cambio, ofrece una experiencia gastronómica sorprendente e singular. Abierto para el almuerzo con reserva previa, para la cena, el almuerzo y durante todo el fin de semana, todo está concebido para que los invitados disfruten momentos inolvidables.

En particular, la carta propone tres menús degustación: "Historia", que comprende los clásicos del chef; "Naturaleza", menú completamente vegetariano basado en los productos de la huerta orgánica situada a pocos metros del restaurante; y "Vuelta al mundo", un diario de bordo compartido por el chef D'Aquino y Gian Luca Rana.

El sótano atesora una bodega con 800 ejemplares de vino, gracias a la cual fueron galardonados por el tercer año consecutivo con el premio Dos Copas de la revista Wine Spectator.

Diseño del restaurante

El diseño del restaurante se basa no solo en pautas estéticas, sino también en un concepto y una filosofía que inspira todo lo que se presenta a la vista de los invitados.

Los interiores del restaurante mantienen un diálogo constante con la naturaleza en la que está inmerso el local. La decoración interior es lo más natural posible y ofrece a los comensales un entorno cálido y acogedor.

En la planta baja, tanto las mesas como la vajilla lucen un diseño innovador con decoraciones que revelan la historia de los artesanos ceramistas y confeccionadores de manteles, sin perder su carácter naturalístico, por el que cada rincón celebra una estación diferente.

Junto a su chef favorito y a un renovado equipo con ideas frescas, en estos ambientes refinados nace un concepto que va más allá de la mera propuesta de una buena restauración: lo que se propone es un lugar inolvidable donde disfrutar experiencias gastronómicas inspiradas en las ideas de Gian Luca Rana, donde experimentar sensaciones que superan la barrera del gusto, satisfaciendo los cinco sentidos. Una fórmula exitosa que valió al restaurante Famiglia Rana el importante reconocimiento de formar parte de la selección de la Guía MICHELIN 2022.