martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo

El renacer de la cantante Natalia Rodríguez

undefined
Natalia en una imagen de archivo. EP
La exconcursante de 'Operación Triunfo 1' confiesa que necesitó ayuda profesional para superar la ruptura con su pareja, que acompañó al estado de 'shock' que sufrió a causa de la pandemia y su parada profesional 

A Natalia, exparticipante de ‘OT 1’, la pandemia la dejó en ‘shock’, parada y soltera ("Lo máximo que lo había estado en mi vida fueron 6 meses", dice), pero con ayuda profesional aprendió a pensar en el presente y ‘Lento’, como se titula su retorno a la música, por primera vez junto a su amiga Chenoa.

En este tema, en el que se asoma a los ritmos latinos, la intérprete y compositora gaditana habla de un flirteo a la antigua usanza ("A mí lo que me gusta es el cortejo"), en contraposición con el panorama de relaciones efímeras y urgentes en redes sociales que afirma haber encontrado tras romperse hace meses su última relación.

"Yo no sabía lo que era estar en el mercado. Llevo toda la vida con novio. Ahora he descubierto cómo se mueve el mundo del amor y no me gusta. Va todo muy rápido", opina con cierto desencanto Natalia Rodríguez (Sanlúcar de Barrameda, 1982).

Según ella, "en la música pasa igual". "Todo es de usar y tirar. Y se olvidan los sentimientos, el profundizar, el conocer y aguantar. Estamos en una sociedad en que no aguantamos las cosas porque hay demasiada variedad. Y me da pena", insiste.

Atrás quedan los días más duros de la pandemia, que la sorprendieron en EE.UU. estudiando inglés. "A las dos semanas morían en España más de 600 personas al día, no había aviones para volver, rompí con mi pareja y se me mezcló todo", cuenta.

"Soy una persona bastante fuerte y me refugié en el deporte. No dejé que la pena me invadiera, aunque al final necesité ayuda. Lo digo abiertamente: no está mal ir a un profesional que te abra la mente, porque entramos en un bucle y no sabemos avanzar", confiesa.

En aquellas sesiones entendió que "siempre vivía idealizando el futuro" y que tenía que estar más en tiempo presente. "Ahora me siento más feliz y me dicen que tengo más luz", presume.

La pandemia además había roto un boom que ni ella se esperaba, cuando a principios de 2020 se vio reivindicada por una de las más jóvenes estrellas de la cantera de ‘Operación Triunfo’, Amaia Romero, que decidió versionar ‘Vas a volverme loca’ en sus conciertos.

"De repente era ‘trending topic’ sin saber por qué", recuerda la artista, que terminó apareciendo por sorpresa en uno de esos shows. "Que las nuevas generaciones canten un tema mío me hace sentirme mayor, pero a la vez muy orgullosa", señala.

Afirma que en el pasado hubo un momento en el que le pilló "un poco de manía" a este tema. "A día de hoy me la siguen cantando por la calle, pero pienso que es guay que te reconozcan por una canción. A Chenoa le pasará con ‘Cuando tú vas’ y a Bisbal con ‘Bulería’. "Tener tu canción es la leche y estoy deseando cantarla en todas partes", asegura.

Entre unas cosas y otras llevaba dos años sin lanzar material al mercado. "Andaba que me subía por las paredes", reconoce, antes de explicar que, en un panorama sin conciertos con los que rentabilizar las grabaciones, para una artista que se autoedita, producir nueva música como hizo ahora es sobre todo un "guiño" a sus seguidores.

"Cuando salí con 18 años de ‘OT’ pensaba que me iba a comer el mundo. Te llevan a grabar con los productores de Britney Spears, todo muy desorbitado. Pero después los números ya no van igual. El público cambió y también mi relación con la música. Fui la primera en España en sacar single a single y aposté por adaptar mi estilo personal a lo que se llevaba, sin perder mi esencia", explica.

Bajo esa premisa nació ‘Lento’, un tema de corte conscientemente veraniego en el que mezcla dance con música latina, un arranque r&b ("Que es mi seña", apunta) y "hasta bachata".

En su desarrollo se topó con un verso que se resistía, por lo que le pidió ayuda a su excompañera Chenoa. Juntas encontraron la fórmula y, una vez grabada en Mallorca, Natalia la invitó a incorporarse vocalmente al puente de la canción.

"Nuestras voces son muy diferentes, quizás si hubiese sido una balada como la que hizo con Soraya... Pero este es en un estilo completamente distinto al suyo", argumenta sobre las razones por las que el tema está planteado como una "colaboración" y no como un "dúo", como reclamaban sus seguidores.

En su cabeza juega con la idea de un próximo EP, pero mientras se decide ya tiene para después del verano otra canción de corte más urbano. Antes tocará en conciertos como el de las fiestas de su pueblo de acogida, Majadahonda (Madrid), el 13 de septiembre.

El renacer de la cantante Natalia Rodríguez
Comentarios