Martes. 25.09.2018 |
El tiempo
Martes. 25.09.2018
El tiempo

'Domingo de resurrection': atrás queda una semana de lo mejor del rock mundial

Arch Enemy
Arch Enemy
Rancid, Mastodon, Sabaton o Arch Enemy pusieron el broche de tachuelas al festival. Por el Ritual Stage pasaron Agnostic Front o Talco y la edición finalizó con WTF? Parties

Todavía con la resaca de benceno causada por el fuego del concierto de Rammstein en la noche del viernes, los vividores del Resurrection Fest -porque no se le puede llamar solo público a un conjunto de personas que son parte imprescindible del show- disfrutaron este sábado de los últimos conciertos de la 12 edición del festival. El éxito en número de asistentes y en sensaciones hizo una llamada masiva a que Viveiro siga siendo la ciudad del rock.

Como cada día desde el jueves, a las dos de la tarde el recinto de Lavandeiras abría sus puertas al son de Born to be wild. Precisamente esta actitud es la que refirió Mutant durante su bolo a primera hora de la tarde. El grupo nacido en A Estrada dio un buen recital de metal en el Chaos Stage para que rodaran los primeros 'circle pit' del sábado bajo el sol. El cantante agradeció la existencia fundamental del festival al tiempo que reclamaba querer a "esta xente todo o ano nas salas, que é onde se mantén a escena de verdade". Otra banda, la de los brasileiros Krisiun, tuvo que cancelar su concierto a última hora por un problema con su vuelo en Madrid, donde ayer había tormentas.

La escena del metal se abrió entonces paso en el escenario principal, donde se sucedieron el death melódico de los suecos Arch Enemy -espectacular con el cambio en el registro de voces de su cantante Alissa White-Gluz-, el progresivo de los estadounidenses Mastodon y el heavy más heavy de los también escandinavos Sabaton que saltaron a escena con sus habituales uniformes bélicos. Lo cierto es que dieron guerra y dejaron la última pegada metalera de este año en el que no faltó guitarreo en el Resurrection.

Algunos 'resus' vuelven a sus hogares con la mochila llena de anécdotas y morriña. Otros se quedan unos días en la zona


Rancid partía como cabeza de cartel del último día de festival y tampoco defraudó. Los californianos demostraron seguir siendo una de las bandas que encabezan el movimiento punk desde los 80 a nivel mundial. Fue más de una hora de concierto en la que la tierra de Lavandeiras siguió vibrando debajo de las botas de sus fans.

Agnostic Front puso la guinda del panorama hardcore en la carpa del Ritual Stage antes de que el happy-ska de los italianos Talco y el rock de Porco Bravo (Barakaldo) se resistiesen a pausar el ritmo de la música en los últimos compases del festival vivariense.

El Resurrection Fest 2017 cerró con la sesión DJ a cargo de WTF? Parties en la carpa de un Ritual Stage que rebosó la juerga de los que se mantenían en pie. La mezcla de música electrónica con los sonidos más duros puso una nota más underground al fin de fiesta mariñana-mundial.

Igual que los españoles escondidos durante un año en Filipinas entre 1898 y 1899 sin saber que ya habían perdido la guerra y las posesiones, aún se podrá ver en los próximos días a algunos y algunas 'resus' tratando de asumir que el festival se ha acabado y que la vida ya no se pagará en 'tokens' sino en euros. De todas formas les queda un consuelo: en un año, 'Dios mediante', habrá Resu 13.

'Domingo de resurrection': atrás queda una semana de lo mejor del...
Comentarios